Los mejores consejos para convertir el verano en un tiempo enriquecedor para tu hijo.

los-mejores-consejos-para-convertir-el-verano-en-un-tiempo-enriquecedor-para-tu-hijo

Es el mayor periodo de tiempo en el que estamos con nuestros hijos: las vacaciones de verano. Y podemos “estar”, podemos “disfrutar” o podemos hacer que sea un tiempo “enriquecedor”, en el que practiquen las habilidades desarrolladas durante todo el año y que desarrollen otras nuevas necesarias para el nuevo curso escolar.

Cada padre y madre sabrá mejor que nadie qué objetivo tiene para su hijo: vinculación emocional, orden, autocontrol, autoestima…. Yo aprovecho el verano para insistir en la autonomía y todas las experiencias y actividades que le ofrezco van dirigidas a fomentar esta habilidad.

Os animo a que en verano le deis la importancia que tiene la independencia y autonomía de vuestros hijos. Pero no solo física sino sobretodo cognitiva. Ahora que no hay prisa, ayúdales a que tomen decisiones sin que necesiten vuestra validación, para que ante cualquier duda no recurran a vosotros.
Fomenta las preguntas estratégicas, la resolución de conflictos, los procesos de reflexión, la planificación, la previsión de consecuencias…

Para ver el artículo completo y disfrutar de sus consejos, visita: http://www.solohijos.com/web/los-mejores-consejos-para-convertir-el-verano-en-un-tiempo-enriquecedor-para-tu-hijo/

Prestación de riesgo durante el embarazo.

semanas-y-meses-de-embarazo-600x352

La prestación económica trata de cubrir la pérdida de ingresos que se produce, cuando la trabajadora es declarada en situación de suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo, en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su estado, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

Fuente: http://www.fanoc.org/es/prestaciones-publicas/estatales/prestacion-de-riesgo-durante-el-embarazo/

Cómo mantener activos a los niños durante el verano

fotonoticia_20170620081424_640

Cómo mantener activos a los niños durante el verano

Llegan las notas y con ellas las merecidas vacaciones de verano que concede a los estudiantes el tiempo necesario para desconectar y recuperar fuerzas de cara al próximo curso. Sin embargo, a medida que aumentan las horas exentas de responsabilidades académicas, también lo hacen las temperaturas. A mayor calor, menos ganas de hacer cosas y más sedentarismo.
Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/ninos/mantener-activos-ninos-verano-20170620081424.html

¿A qué edad pueden tener nuestros hijos smartphone? ¿Con qué condiciones?

A-que-edad-pueden-tener-nuestros-hijos-un-smartphone-o-tablet

Muchos padres y madres se plantean cuestiones como: “¿Para qué quiere una niña de 12-13 años un teléfono móvil?… ¿Y uno de 10 años o menos una tablet?”. Y lo cierto es que es una tentación planteárnoslo en estos términos, si partimos de que nosotros a su edad no necesitábamos tales aparatos.

Lo cierto es que hoy en día un teléfono inteligente, o una tablet, son utilizados para todo menos para hacer llamadas telefónicas. Un smartphone es una cámara de fotos y vídeo, es un terminal para descargar y escuchar música, es una videoconsola, y además nos permite crear grupos con los que charlar con nuestros amigos o familiares, y acceder a las redes sociales. Nos permite descargar y leer libros, el periódico, acceder a buscadores y a la información disponible en todo el mundo…

En fin, tal vez la pregunta que deberíamos hacernos es ¿qué joven o adolescente no quiere uno? Si estos aparatos hubieran existido cuando nuestros abuelos eran niños, ellos sin duda los habrían pedido y utilizado. Es más, seguro que los niños del Renacimiento, o los alumnos de Aristóteles también hubieran deseado tener uno.

Lo que estos terminales ofrecen a los adolescentes y preadolescentes puede resumirse en tres realidades: diversión, relación e información. Y ninguna de estas tres cuestiones es mala. Es bueno que los menores se relacionen, es bueno que se diviertan y es bueno que tengan acceso a la información.

Pero, siempre debe haber un “pero”. El uso inadecuado de estos terminales puede aparejar consecuencias negativas importantes en función del menor y del uso que haga de los mismos. Y esto sí debe tenerse muy en cuenta.

¿A qué edad pueden tener nuestros hijos un smartphone o tablet?

 La primera premisa es: NO compre un smartphone o una tablet a un menor de 14 años si usted no va a supervisar su uso, ni se va a implicar en su formación. O, en su defecto, si no está dispuesto a aprender a su lado.

Pero si decide comprarlo e implicarse, sepa también que a edades tempranas los niños, niñas y preadolescentes son mucho más receptivos a las indicaciones de sus padres que los chicos y chicas de 14 años. Aceptan ser “tutorizados”, mostrar las fotos que se hacen, las conversaciones de whatsapp, los juegos que se descargan, etc. Es más, muchos disfrutan viendo cómo sus padres participan con ellos y desean mostrarles lo que saben hacer.
En definitiva: es aconsejable iniciarles en compañía de sus padres, y antes de la llegada de la adolescencia.

Para ver el artículo completo visita: http://www.solohijos.com/web/a-que-edad-pueden-tener-nuestros-hijos-smartphone-con-que-condiciones/

Por qué los padres que tienen hijas son mucho más afortunados

No es lo mismo tener una niña que un niño. Diversos estudios apuntan que a aquellos varones que tienen hijas les sonríe la vida mucho más que si estos fueran de sexo masculino

paternidad-5

Diversos estudios apuntan que a aquellos varones que tienen hijas les sonríe la vida mucho más que si estos fueran de sexo masculino.

Todos los hombres cambian al convertirse en padres. Tener un hijo no solo da un giro radical a su vida, sino también modifica sus intereses, personalidad, creencias… Pero, ojo, no es lo mismo tener una niña que un niño. Según un nuevo estudio realizado por la Harvard Business School, a aquellos varones que tienen hijas les sonríe la vida mucho más que si estos fueran de sexo masculino. Sigue leyendo para descubrir todas las ventajas que tiene tener retoños femeninos.

1) Se vuelven más cariñosos

Sea niño o niña, el cerebro de un hombre se moldea cuando se convierte en padre. En el momento en que un varón coge a su recién nacido, experimenta un aumento significativo de testosterona y de oxitocina, hormona masculina y femenina. No obstante, el efecto es más intenso si el bebé es niña, pues el padre pasa más tiempo hablándole y tratando de interpretar las emociones del recién nacido, detalla la investigación, publicada en la revista ‘Behavioral Neuroscience’ y recogida por ‘The Daily Mail’.

Para comprobarlo, grabaron a más de 50 padres, y se percataron de que los padres de niñas pasaban un 60% más de tiempo con ellas. También pasaron cinco veces más tiempo cantando y hablando más abiertamente de sus emociones.

Para ver el artículo completo visita: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-06-11/por-que-los-padres-que-tienen-hijas-son-mucho-mas-afortunados_1395216/

Final de curso. 11 maneras de agradecer su labor al profesor de tu hijo

Final-de-curso-agradece-al-profesor-de-tu-hijo-su-trabajo
El año escolar se acaba. El período que comenzó en septiembre del año pasado toca su fin. Durante este intervalo de tiempo hemos tenido tiempo de ver cómo crecían, en todos los sentidos, nuestros hijos. Éstos ya no son los mismos que eran hace 10 meses. El colegio ha aportado su granito de arena y, concretamente, el trabajo que han hecho los profesores con ellos durante todo el año.

Todos sabemos por experiencia lo difícil que es educar a nuestros hijos. Respetar su personalidad mientras ponemos límites y normas, sacar lo mejor de sus virtudes y minimizar sus defectos, enseñarles los valores que creemos fundamentales, darles un ejemplo con impronta… Realmente todos reconocemos que la educación es más complicada de lo que creíamos en un principio.

Por eso nos parece justo agradecer a los profesores, ahora que acaba el curso, el trabajo que han hecho día a día con nuestros hijos. Es cierto que es su trabajo pero… ¿a ti no te gustaría que tu jefe o tu amigo o un familiar te agradeciera explícitamente el trabajo realizado que, además, te ha costado mucho esfuerzo y en el que has puesto mucha ilusión?

El profesor no solo trasmite conocimientos. Llega a ser un tutor y mediador, en todo el sentido de la palabra. Su labor formativa complementa nuestro trabajo como padres y, por más que ésta sea su obligación, creemos que su involucración muchas veces traspasa los límites de lo laboral. Muchos de ellos dejarán una profunda huella en nuestros hijos, incluso sin ser conscientes de ello: les abrirán los ojos, asentarán las bases de su personalidad, les animarán a volar.

Ideas prácticas para agradecer al final del curso el trabajo del profesor de tu hijo
  • Casi siempre son los tutores de nuestros hijos los que reciben toda nuestra gratificación, olvidando muchas veces la tarea educativa llevada a cabo por otros profesores como los de inglés, deporte, etc. Es un equipo humano el que educa a nuestro hijo y no solo una persona. Es justo agradecer a todos su esfuerzo aunque el contacto con ellos haya sido menor a lo largo del curso.
  • Piensa que el esfuerzo invertido por los profesores en tu hijo es independiente de los resultados académicos obtenidos por éste. Sé noble y aprecia el trabajo educativo de estos profesionales aunque tu hijo haya suspendido las matemáticas o las sociales. Ellos no se limitan a enseñar solo contenidos. Son pedagogos que abarcan mucho más que un currículum, personas humanas que han sido modelos durante un año de valores para nuestros hijos, en algunos casos, un gran elemento de identificación. Sepamos reconocer su labor humana.
  • A menudo pensamos que unas palabras cruzadas rápidamente a la hora de la salida son suficientes para hacer llegar al maestro nuestro reconocimiento. Pero no siempre es así. Toma un tiempo para escribir al profesor de tu hijo una breve carta de agradecimiento.

Por ejemplo:
Apreciado xxx:
Está a punto de terminar el curso y queremos decirte lo satisfechos que estamos con el trabajo que has hecho con nuestro hijo. Han habido momentos buenos y no tan buenos pero el balance es positivo y queremos agradecértelo con estas palabras. Gracias por tu dedicación y por tu interés a lo largo del año. No ha sido fácil, lo sabemos, pero le has ayudado a madurar y a ser mejor. Recibe un fuerte abrazo de nuestra parte…

  • Permite que tu hijo se percate de tu agradecimiento y que participe en él. ¡Ser agradecidos es el mejor modo de enseñar a nuestros hijos a serlo! Para ello, anima a tu hijo a escribir a su profesor una breve nota (si es mayor) o a dedicarle un dibujo (si es pequeño). De esta manera, le enseñas a reconocer el trabajo bien hecho y el esfuerzo de otros. Le ayudas a mostrar empatía con los demás, a ponerse en el lugar del otro, pensando cómo se debe sentir. Esta es una de las principales habilidades de la Inteligencia Emocional.

Por ejemplo: Carlos, 15 años. Realmente ha conectado con el profesor de matemáticas, uno de los pocos que le ha dejado huella. ¿Por qué no decírselo? Anímalo a que lo haga y supere su timidez. No hay nada vergonzoso en demostrar un sentimiento de gratitud; de hecho, esa humildad le hará más grande.
Apreciado xxx:
Gracias por tu ayuda durante todo este año. Te agradezco tu paciencia y apoyo. Ya sabes a qué me refiero. Has sabido escucharme y ayudarme siempre que te lo he pedido. Eres un gran profesor. ¡Más que un gran profesor! y quiero que lo sepas.

  • Comenta con la Dirección del colegio tu satisfacción con dicho profesor o profesores. A todos nos gusta que nuestro esfuerzo sea reconocido por las personas de las que dependemos, por nuestros superiores. Si no tienes ocasión de hablar con la Dirección, una sencilla y sincera nota por e-mail será igual de efectiva.

Por ejemplo:
Apreciado xxx:
Queremos comentarle lo valiosa que consideramos la presencia del profesor xxx en el colegio. Es un gran profesional del que se debe enorgullecer este centro. Un abrazo…

  • Haz llegar a la Dirección una nota felicitando a la escuela por su labor pedagógica y de formación. 

Por ejemplo: 
Queremos felicitarle por el trabajo que el colegio está llevando a cabo con nuestros hijos. Educar hoy en día a nuestros hijos no es tarea fácil y sabemos que el colegio hace un gran esfuerzo por ofrecerles la mejor educación posible. Somos conscientes de ello y nos sentimos muy satisfechos con la formación que han recibido este año en él.

  • Las Asociaciones de Padres y Madres de alumnos acostumbran a recibir las quejas de los padres, ¿por qué no podrían también recibir las felicitaciones y hacerlas llegar al/a los maestro/os?
  • Regálale una novela o un libro significativo para ti con una dedicatoria alusiva a la buena tarea que realiza cada día.
  • Invítale a comer o a cenar en tu casa y haz de ello un acontecimiento especial en el que tu hijo se involucre preparando la mesa, ayudando en la cocina o eligiendo los postres.
  • Todos los padres podemos quedar de acuerdo para ofrecerle una cena sorpresa donde poder reconocer explícita y emotivamente todo el esfuerzo dedicado a vuestros hijos.
  • Poneros de acuerdo unos cuantos padres o madres para comprar un libro con hojas en blanco y encabezarlo con una nota de agradecimiento, las firmas de todos los alumnos y un dibujo de su profesor hecho por cada uno. Tratad de “sonsacar” a vuestros hijos anécdotas o acontecimientos significativos para crear/recoger un pequeño diario de aula.

 

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

SomJoves, echa un vistazo al último vídeo de las suscripciones de tu canal del 8 jun. 2017.

Los valores del deporte para la vida de los niños

fotonoticia_20170210115905_660

Entre los 7 y los 12 años, el niño se encuentra en el periodo sensitivo del deporte. Su natural inclinación hacia ellos es una oportunidad irrepetible para que progrese en su desarrollo físico y se “enganche” por propio gusto a una verdadera escuela de virtudes. Practicar un deporte puede constituir un excelente punto de encuentro para toda la familia, y ser también un escudo protector frente al peligro de “no hacer nada” que acecha a los adolescentes.

No es difícil que los niños deseen hacer deporte a esta edad. Su fantástica imaginación para inventar juegos y la energía propia de la edad constituyen un campo abonado para que sus padres y educadores les ayuden a adquirir aficiones que encaucen su tiempo libre.

Al llegar la adolescencia, la afición por éste o aquel deporte constituirá un escudo de protección frente al “no hacer nada” en el que tan fácilmente caen los chicos, o contra vídeo-manías y otras adicciones que puedan frenar su normal desarrollo y sociabilidad.

La amistad en el deporte: amigos en la cancha y para siempre

La práctica de un deporte es una excelente oportunidad para que vuestros hijos comiencen a cultivar sus primeras amistades verdaderas. Pasar un balón al compañero que suspira por chutar un gol, animar a los que van quedando atrás, aprender a jugar en equipo, sacrificarse por él y -sobre todo- sufrir y gozar juntos las derrotas y victorias, les ayudarán a construir amistades sanas que durarán toda la vida.

 El ejercicio en la infancia

Por otra parte, practicar un deporte conlleva también una mayor comunicación con la naturaleza, lo que no deja de tener su importancia en una sociedad que es cada vez más urbana y menos ecológica.

Los valores del deporte: la escuela de la vida

Enseñar al niño a jugar deportivamente es enseñarle a vivir. Divirtiéndose, aprenderá a hacer frente a situaciones que no tardarán en planteársele, cultivar hábitos de competitividad sanos, sacrificar sus gustos en beneficio del grupo…

Como vemos, el valor educativo del deporte es incuestionable, ya que se trata de una auténtica escuela de valores.

Pero quizá su mayor atractivo sea su gran parecido con la misma vida. Este es también un juego con sus propias reglas, donde la competición, al convivencia y el esfuerzo compartido están a la orden del día. El deporte es un entrenamiento para vivir deportivamente.

Deporte y personalidad

Los valores que el deporte puede trasmitir a nuestros hijos son muchos: perseverancia, humildad para reconocer las propias limitaciones, hábitos de convivencia, disciplina,…
Pero también existe la contrapartida: El afán desmedido de triunfo, la competitividad exacerbada, actitudes ridículamente vanidosas, o el culto a los ídolos, pueden hacerles perder una magnífica oportunidad para aprender a luchar, a vivir y a disfrutar.

En cualquier caso, se trata de un esfuerzo físico de innegable valor para el desarrollo de la personalidad de los chicos, puesto que refuerza sus propias capacidades y sirve de impulso para el desarrollo de sus puntos débiles. Y no hay que temer a que el niño crezca en autoestima, sino todo lo contrario.

El deporte, un estímulo para el estudio

El deporte puede y debe servir también de estímulo para el estudio. No hay peligro -en contra de lo que muchos piensan- de que sea causa de merma en el rendimiento escolar si enseñáis a los chicos a planificar bien el tiempo libre.

El descanso no es no hacer nada, sino cambiar de actividad, invertir el tiempo de ocio en cosas distintas a los deberes habituales, como es el estudio en el caso de los chicos. Se trata de que el deporte quite tiempo a la televisión o a los videos, pero no al tiempo que deben dedicar a los libros de texto.

En este sentido, los padres deben preocuparse también de que sus hijos practiquen algún deporte. Al igual que conocen al profesor de matemáticas y desean saber si su hijo asiste a las clases, también es importante que sigan el ritmo de las horas de deporte, conozcan al entrenador, el lugar, las condiciones y horarios, y que exijan seriedad a los responsables.

Deporte, una oportunidad de oro para la familia

Por otra parte, una forma de reforzar la unidad de la familia es practicar algún deporte en el que puedan participar padres e hijos.

Excursiones en bicicleta, partidos de futbito, o simples paseos en los que todos pongan esfuerzo, alimentarán la solidaridad entre los miembros de la familia.
También es importante que los padres actúen como entrenadores de los chicos, les enseñen algunas técnicas y estén dispuestos a comentar las jugadas.

No debéis olvidar que vuestra presencia en un espectáculo deportivo en el que participen vuestros hijos -corriendo tras un balón, haciendo ballet o saltando el potro- es el estímulo que ellos necesitan para crecer en autoestima y sentirse apoyados en algo que les gusta.

Consejos para introducir a los niños en el deporte

–  Enseñar a vuestro hijo a organizar su tiempo libre es el mejor modo de ayudarle a crecer y desarrollarse.

–  El deporte es la fórmula ideal para fortalecer sus puntos débiles y hacer madurar los que ya posee.

–  Si le falicitáis hacer algún deporte que se le dé bien, estáis cooperando para que aumente su propia autoestima.

–  Interesaos en sus actividades deportivas y, en algún caso, apuntaros también para jugar con ellos o entrenar.

–  Id a verles jugar y mantenéos en vuestro sitio antes, durante y después del partido, sin hacerle pasar apuro por vuestra presencia.

–  No os empeñéis en exceso por que practique cierto deporte. Ayudadle a ver sus propias aptitudes pero no le forcéis a hacer algo que no le gusta.

–  Ayudadles a crear buen ambiente y fomentar el compañerismo en el deporte. Si recalcáis la necesidad de jugar para servir y no para ganar, aprenderán que las victorias nunca son sobre nadie, sino sobre uno mismo.

–  Dad en casa su justo valor a los acontecimientos deportivos.

–  El colegio y los clubs son los lugares más accesibles para el deporte.

–  Potencia el compañerismo y la generosidad de tu hijo apuntándole a algún deporte de equipo. Aprenderá a valorar el trabajo con otros, ceder el protagonismo en muchas ocasiones y alegrarse del éxito de sus compañeros.

Deporte para una etapa

Cualquier edad es buena para cultivar la afición personal hacia un deporte concreto, pero es posible orientar a los padres sobre la conveniencia de comenzarlos en un determinado momento.

Lógicamente, todos ellos podrán practicarse y perfeccionarse en edades superiores.
Antes de los 7 años, el niño ya puede haberse iniciado en deportes como judo, baile, ping-pong, patines y bicicleta.

A partir de estad edad, y hasta los 10 años, es el momento de que conozca otras aficiones como el voleibol, balonmano, fútbol o baloncesto, juegos de agua y de raqueta.

Entre los 10 y los 13 años, es el periodo sensitivo indicado para probar con las distintas variantes del atletismo.

María Moll
Asesoramiento: Luis Daniel González. Licenciado en Ciencias Físicas. Organizador de actividades deportivas y formativas para jóvenes.

Solo hay una manera de escuchar a nuestros hijos. ¿Sabes cuál es?

solo-hay-una-manera-de-escuchar-a-nuestros-hijos-sabes-cual-es

Fuente: www.solohijos.com

Ideas para encontrar tu primer empleo

fotonoticia_20170425143106_660

La relación entre formación universitaria y empleo sigue siendo distante. Las cifras hablan por sí mismas. La tasa de desempleo en España de los estudiantes universitarios se sitúa en un 11,6% frente al 6,3% de la media Europea, sólo Grecia se encuentra por encima de nuestro país, según datos del último informe presentado por el Ministerio de Educación.

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/jovenes/primer-empleo-buscar-trabajo-universitarios-desempleo-juvenil-20170425143106.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.