Los suspensos, ¿una tragedia para los padres?

Los suspensos, una tragedia para los padres

5 consejos para ayudar a tu hijo a superar los suspensos

Al reforzar los aspectos positivos, tu hijo se esforzará cada vez más en ofrecerte lo que refuerzas.

1. Elogia los esfuerzos, no las capacidades. Decir: “Hijo mío, qué listo eres”, sólo sirve para alimentar la vanidad. Sin embargo, decir: “Estoy muy contento de ver cómo has estudiado esta tarde”, invita a seguir esforzándose.

2. Que se sienta comprendido. Comprender no significa que haya que justificar. Cuando le comprendas sentirás paz en tu interior y eso será lo que le transmitirás. Sólo desde la paz y la confianza se avanza seguro hacia el éxito.

3. Lucha con tu hijo, no en contra de él. Hazte su aliado, dile que lo superaréis juntos. Tu actitud de desafío debes dirigirla contra las causas y no contra las personas que sufren las consecuencias.

4. Actúa para lograr el éxito, no para evitar el fracaso. Cuando te esfuerzas por defender lo que quieres, te mueves por la esperanza y el amor, pero cuando centras tus esfuerzos en evitar el fracaso, te mueves por el miedo y la ansiedad. El miedo debilita pero el amor te fortalece.

5. Evita estresarte. Unos padres estresados solo refuerzan en el hijo la idea de que estudiar es un castigo. Un buen comienzo es reconciliarle con el sentido que tiene el estudio.

Aunque la voluntad es importante, lo que más mueve a las personas es su visión interior. A fuerza de brazos se puede avanzar un poco, pero todo acaba por abrumar. Con la fuerza de la convicción, uno adquiere confianza en sí mismo y el sentimiento de poder permite superar los obstáculos que antes parecían imposibles.

Hay que ser realista y pedir a cada hijo que aspire a las notas a las que puede llegar según sus capacidades.

Ana Aznar
Asesoramiento: Dr. Luis Manuel Martínez. Centro Universitario Villanueva

Leer más: http://www.hacerfamilia.com/familia/suspensos-tragedia-padres-20170630095851.html

 

 

Anuncios

Cómo ayudar a tu hijo a que consiga sus objetivos

15 preguntas infalibles para ayudar a tu hijo a tomar la mejor decisión.

¿Cómo no te va a obedecer si le amenazas con castigarle? ¿Qué niño se atreverá a desobedecer si cree que va a fallar, a perder el cariño de sus padres o les va a decepcionar? ¿Tiene más opciones?

Para que tu hijo ejerza su libertad con las máximas garantía de éxito lo que debes hacer no es evitarle que cometa errores, ni siquiera avisarle de lo que puede ocurrir, sino hacerle preguntas para que defina objetivos, se trace un plan y prevea resultados.

¿Cada vez que quiera tomar una decisión?

¡Sí! ¡Cada vez!
Aunque a ti te parezca insustancial esa pequeña toma de decisión, el entrenamiento le reporta un aprendizaje que podrá generalizar en situaciones de mayor complejidad y responsabilidad.

De esta manera, sopesando alternativas y asumiendo consecuencias, tu hijo desarrollará un pensamiento autocrítico. Dejará de buscar excusas en los demás y aceptará su parte de responsabilidad en los éxitos y en los fracasos, aprendiendo a superar frustraciones.

Para ello, solo hay un secreto: ninguna explicación, solo preguntas.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

10 claves para fomentar la lectura en tus hijos

10 Claves Para Fomentar La Lectura

10 claves para fomentar la lectura en tus hijos

Para desarrollar el interés de los niños por la lectura y ayudar a revertir esta situación, el equipo de pedagogos del colegio Brains International School ofrece un decálogo de consejos para inculcar y fomentar el gusto por la lectura también en casa.

1.   Libertad de elección. El niño tiene capacidad crítica y se le debe dejar que él mismo seleccione los libros que quiere leer. La imposición es un mal camino para fomentar la lectura. Es aconsejable que los padres propongan a sus hijo …

2.   No imponer la lectura. En este aspecto hay que ser asertivo y jugar con la recompensa para incentivar la lectura. Obligar al niño a leer un tiempo determinado cada día solo propiciará que el niño aborrezca la lectura y no la contemple como un pasatiempo o hobby.

3.   Entender la lectura como un juego. Una gran dificultad a la hora de fomentar la lectura ha sido que los libros siempre han estado relacionados con el mundo académico. Enseñar la cara amable y lúdica de los libros y dejar que el niño acceda al mundo de la lectura por su propio pie es la mejor manera de favorecer su inquietud por la misma. Leer debe ser un acto placentero.

4.   Leer en espacios creativos. Resulta aconsejable dejar de lado el escritorio de habitación y buscar lugares que alimenten la imaginación. Las bibliotecas son un espacio idóneo para leer, estudiar, pero no nos podemos olvidar de que los parques y otros espacios abiertos también son perfectos para disfrutar de un libro, siempre mejor en compañía de los padres.

5.   Establecer una rutina diaria. Buscar un espacio y un tiempo diario para que el niño lo dedique a la lectura, como por ejemplo, antes de ir a dormir o justo después de la merienda. Crear un hábito y hacer que el niño ligue ese tiempo al disfrute es la mejor manera de potenciar la lectura.

6.   Abrir las puertas a la lectura digital. La lectura y el mundo digital están cada día más y más ligados, con la llegada de las tablets y los móviles llegaron los libros interactivos en los que el niño construye su propia historia. Hay que tratar de adecuarse a las nuevas tecnologías y considerar que el papel y la tinta electrónica son capaces de convivir perfectamente.

7.   Fomentar el disfrute. La lectura puede ser vista como una manera de disfrutar y se tiene que desterrar la idea extendida de que la lectura es una forma de ocio solitaria. Hacer excursiones al campo para leer, ir al parque o aprovechar los domingos por la mañana para leer todos juntos en el sofá son pequeños gestos que tanto grandes como pequeños disfrutarán y que nos ayudarán a fomentar la lectura en casa.
8.   Interesarse por su lectura. La mejor manera involucrarnos en las lecturas de nuestros hijos es interesarse proactivamente por los títulos, personajes y géneros favoritos de los mismos. Interesándonos por sus lecturas alentamos a nuestro hijo a continuar leyendo y a sentirse apreciado.

9.  Impulsar su imaginación animándole a escribir sus propias historias. Con la lectura la imaginación se dispara y la mejor forma de dar salida a esta creatividad es promoviendo que el niño se siente a escribir. Además, con este tipo de actividades, los niños mejoran otros aspectos como la creatividad, la gramática y la ortografía, haciendo de su aprendizaje algo didáctico e interactivo.

10.   Predicar con el ejemplo. El ejemplo es la mejor manera de promover la lectura de los más pequeños. Los niños buscan ejemplos en los que fijarse y los primeros modelos a seguir se encuentran en casa, no sólo en los padres, sino también en los demás miembros de la familia.

Sergio Díez. Experto en Animación a la lectura y Bibliotecario en Brains International Schools

Tu hijo habla otro idioma

¿Cómo consigue un padre enfadarse sin herir a su hijo y, además, haciéndole reflexionar sobre su conducta?

Utiliza estas dos cortas frases para ayudarte a controlar tu estado emocional y a comunicarte eficazmente, a pesar de estar enfadado con tu hijo.

  • Describe la conducta: “Cuando haces o dices…”
  • Describe tus sentimientos: “Me siento…”

Aquí tienes unos ejemplos:

  • Cuando te despierto por la mañana y no te levantas, me enfado; eso hace que ninguno de los dos llegue a tiempo a su trabajo
  • Cuando me hablas sin respeto, me siento triste y desanimado. 
  • Cuando entro en tu cuarto y lo encuentro desordenado, me enfado y me pongo nervioso.

Aquí no hay juicios de valor. Por lo tanto, tu hijo no se siente atacado y su reacción no es necesariamente de defensa. Al hablar de sentimientos, conectas con los suyos y él con los tuyos, lo que asegura hablar “en el mismo idioma”.

Primero utiliza el lenguaje de los sentimientos. Después podrás hablar de argumentos racionales con él.
Un buen recurso en recurrir a la descripción del problema.

La importancia de la comunicación entre padres e hijos

La importancia de la comunicación en familia

Los conflictos forman parte de cualquier ámbito de nuestra vida, ya no solamente con nosotros mismos, sino en cualquier relación humana. Podemos tener discrepancias con un amigo íntimo, puntos de vista diferentes con un compañero de trabajo o discusiones con nuestros hijos. Procurar que los conflictos no se enquisten abriendo vías de diálogo y comunicación es esencial para que se conviertan en algo positivo.

Los conflictos en la familia En el ámbito familiar surgen numerosos conflictos, y en muchas ocasiones acaban en discusiones cargadas de emociones incontroladas, una guerra de egos, donde las consecuencias son devastadoras para las personas y, por supuesto, para su relación. No obstante, el conflicto propiamente dicho, no es ni positivo ni negativo, simplemente depende, entre otros factores, de las interpretaciones que le damos o también por nuestra forma de comunicarnos. Una pareja que resuelva las discrepancias, en cuanto a la educación de sus hijos de una manera inquisitiva, donde un miembro impone y el otro acata, con el tiempo su relación se verá resentida, gobernando el distanciamiento y la frialdad entre ellos.

Una madre que critique constantemente a su hija por su forma de vestir, por ejemplo, será caldo de cultivo para generar una relación fría, distante, además de afectar a nivel emocional a la hija.

Todas estas discrepancias que surgen en la convivencia se podrían resolver si nos esforzáramos en establecer una buena comunicación con nuestra pareja y con nuestros hijos. A lo mejor, nuestra pareja sólo necesita sentir apoyo transmitiéndole con gestos y la mirada que la estamos escuchando y que nos preocupa lo que le está pasando. O, simplemente, nuestro hijo necesita que le digamos lo que vale, aunque a veces las cosas no salgan como queremos.

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/familia/comunicacion-padres-hijos-conflictos-familiares-confianza-20170627120711.html

No importa lo que haya hecho, siempre puedes corregirle con respeto.

¿Se merecen respeto nuestros hijos aunque ellos nos lo falten a nosotros? ¿Se merecen respeto cuando se equivocan decenas de veces en el mismo error? ¿Cuando se niegan a reconocer sus errores y nos echan la culpa de ellos a nosotros? ¿Cuando mienten o engañan?

Meten la pata nuestros hijos. Claro que sí. Y a veces, bien metida. Y muchas veces. Con consecuencias para ellos y para nosotros. Es cierto. Molesta, duele, nos perjudica, les perjudica. Pero no olvidemos que están en formación y “su trabajo” para llegar a ser maduros es equivocarse. El nuestro deber, corregirles para que aprendan de sus errores y no los repitan. Pero no olvidemos que “el modo” importa.

Cualquier error que cometan nuestros hijos debe ser corregido, con una estrategia u otra, pero siempre con el respeto que se merecen como seres humanos. Como cualquier persona. Como tú y como yo. Como tu jefe o como el hijo de tu vecino. No hay excusa para ello, por más que ese error lo haya cometido cien veces. Si te “saca de quicio” el problema es tuyo, no de él.

No importa lo que haya hecho, siempre, siempre ¡SIEMPRE! puedes corregirle con respeto.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

El síndrome de la agenda vacía: ¿qué hacer sin cole?

Qué hacer sin cole ahora?

Cuando los niños comienzan sus vacaciones escolares, el estrés de los padres se eleva al tener que organizar actividades infantiles que cubran el horario escolar durante su jornada laboral, planear las vacaciones familiares, hacer malabarismos para conciliar el trabajo con las relaciones familiares, entre otras cosas. ¿Qué hacer sin cole? Esta es la gran pregunta que se plantean muchos padres cuando termina el colegio y la agenda de sus hijos está vacía.

El reto de conciliar trabajo y familia cuando termina el colegio y aparecen las dificultades para cuadrar los horarios de padres e hijos hace que aumente el estrés, la ansiedad, la angustia y el agobio en las familias, “lo que provoca un crecimiento de un 30% de las consultas relacionadas con terapia de familia”, como explica Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y Directora de Coaching Club.

Estos son los puntos más importantes:

  1. Comprar pocos juguetes. Sólo los que estimulen la imaginación de los pequeños.
  2. Evitar los juguetes electrónicos.
  3. Evitar la carga excesiva de actividades.
  4. Enseñar a los niños a aprovechar el tiempo libre y darles materiales sencillos del hogar para explorar.
  5. Dejar jugar a los niños libremente.
  6. Estimular las actividades al aire libre. La naturaleza es una fuente inagotable de inspiración y asombro.
  7. Tratar de disminuir las horas de televisión, tablet y ordenador.
  8. Dedicar tiempo a estar con los niños en el hogar y proponer actividades para hacer en conjunto.

 

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y Directora de Coaching Club

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/familia/sindrome-agenda-vacia-vacaciones-escolares-conciliar-20170623140150.html

¿Por qué no hay que ignorar a tu hijo cuando tiene una rabieta?

Imagínate que has discutido con tu jefe o tu pareja. Te sientes mal, incomprendido y solo. Para colmo, llegas a casa y nadie te hace caso. Todo el mundo sigue con su vida como si tu dolor no existiera. Y lo que esperan de ti es que lo superes para que así no les molestes con tu abatimiento y tu mal humor.

Esta es exactamente la misma situación por la que pasa tu hijo cuando tiene una rabieta.
Ignorarlo hasta que se canse de llorar solo consigue una cosa: que deje de llorar porque se ha cansado. Ahora está cansado, frustrado y triste por no sentirse comprendido.
Comprender no significa ceder.

  • Hablar con él en esos momentos es muy difícil pero puedes decirle: “Veo que estás muy enfadado. Te dejo unos momentos para que te relajes. Luego podemos hablar de lo que ha pasado”. Le das tiempo pero no lo ignoras ni cedes.
  • “Entiendo que no quieres ir a dormir. Son divertidos esos dibujos animados pero el tiempo de la televisión ha terminado. Ahora toca ir a dormir.” Le recuerdas la norma, entiendes sus necesidades y le indicas qué se espera que haga a continuación.
  • Y si tu hijo es adolescente, aplícalo también. “Ya sé que te gustaría ir a esa fiesta. Están tus amigos y va a ser una decepción para todos. Ojalá no tuviera que ser así…”  (La última vez se pactó que, debido a las malas notas, solo saldría un día a la semana y no dos). Entiendes cómo se siente pero no vas a pasar por alto las consecuencias.

Los mejores consejos para convertir el verano en un tiempo enriquecedor para tu hijo.

los-mejores-consejos-para-convertir-el-verano-en-un-tiempo-enriquecedor-para-tu-hijo

Es el mayor periodo de tiempo en el que estamos con nuestros hijos: las vacaciones de verano. Y podemos “estar”, podemos “disfrutar” o podemos hacer que sea un tiempo “enriquecedor”, en el que practiquen las habilidades desarrolladas durante todo el año y que desarrollen otras nuevas necesarias para el nuevo curso escolar.

Cada padre y madre sabrá mejor que nadie qué objetivo tiene para su hijo: vinculación emocional, orden, autocontrol, autoestima…. Yo aprovecho el verano para insistir en la autonomía y todas las experiencias y actividades que le ofrezco van dirigidas a fomentar esta habilidad.

Os animo a que en verano le deis la importancia que tiene la independencia y autonomía de vuestros hijos. Pero no solo física sino sobretodo cognitiva. Ahora que no hay prisa, ayúdales a que tomen decisiones sin que necesiten vuestra validación, para que ante cualquier duda no recurran a vosotros.
Fomenta las preguntas estratégicas, la resolución de conflictos, los procesos de reflexión, la planificación, la previsión de consecuencias…

Para ver el artículo completo y disfrutar de sus consejos, visita: http://www.solohijos.com/web/los-mejores-consejos-para-convertir-el-verano-en-un-tiempo-enriquecedor-para-tu-hijo/

Prestación de riesgo durante el embarazo.

semanas-y-meses-de-embarazo-600x352

La prestación económica trata de cubrir la pérdida de ingresos que se produce, cuando la trabajadora es declarada en situación de suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo, en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su estado, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

Fuente: http://www.fanoc.org/es/prestaciones-publicas/estatales/prestacion-de-riesgo-durante-el-embarazo/