Archivo del sitio

Aptitudes que se valoran de los niños en clase

apti

La mayoría de los profesores dividen a sus alumnos en grupos temperamentales basándose en su conducta en clase: movidos, inhibidos, tímidos, extrovertidos, emotivos… Está clasificación que se realiza tras la vuelta al cole les ayuda en su tarea de educar para valorar si tienen una clase fácil o difícil, y así trazar su línea de educación y enseñanza.

Esta pauta de trabajo o línea de enseñanza educativa a depender de si el grupo tiene una mayor o menor capacidad de atención o facilidad para distraerse.

Temperamento es distinto a la capacidad, la motivación y también, a la personalidad. Se trata de las características individuales de cada niño para responder al mundo que le rodea e interactuar con él. Es el “cómo de la conducta”. El temperamento contribuye a la singularidad de las personas. Aunque tiene una clara base biológica y genética, influye en el temperamento de cada niño el estilo educativo y el ambiente que haya en el hogar.

Aptitudes que se valoran de los alumnos en clase

–  Temperamento o estilo conductual. Cómo hace qué.
–   Inteligencia. Qué hace.
–   Motivación. Por qué lo hace.
–   Personalidad. Emerge al cabo del tiempo. En cambio, las diferencias individuales del temperamento pueden reconocerse muy pronto.

Grupos de niños en las aulas

Tras la vuelta al cole, muchos profesores dividen a los niños en grupos que muestran patrones temperamentales similares. Así, agrupan a los inhibidos, desinhibidos, seguros de sí, emotivos, impulsivos o reticentes. Los psiquiatras Thomas y Chess, basándose en su experiencia clífnica, describieron en su estudio New York Longitudinal Study tres tipologías primarias de características temperamentales similares:

–   Fácil: los niños fáciles se caracterizan por la regularidad, la adaptabilidad al cambio, la respuesta positiva a la novedad, estado de ánimo positivo e intensidad emocional moderada. Son niños amables, sociables y extrovertidos. No se frustran ni se enfadan con facilidad. Los maestros y compañeros se encuentran a gusto con ellos.

   Difícil: se caracterizan por su irregularidad, estado de ánimo negativo, poca adaptabilidad al cambio, intensidad de reacción y respuesta negativa a la novedad. Muestran reacciones exageradas y se frustran cuando las cosas no se desarrollan a su gusto. A menudo, los maestros les encuentran irritables, pues no se adaptan con facilidad a las reglas de clase; pueden tener problemas con sus compañeros.

–   De reacción lenta: predominan respuestas ligeramente negativas a la novedad y una lenta adaptabilidad al cambio. A menudo, estos niños a los que les cuesta entrar en acción, necesitan un apoyo y una paciencia especial porque tienden a retraerse en vez de participar.

Aprender de distinto modo en el colegio

Hay alumnos que retienen mejor las materias a través de la exploración y otros, mediante la enseñanza directa. Los niños pueden frustrarse o aburrirse porque el estilo docente y las estrategias del profesor no concuerdan con sus necesidades temperamentales.
Los investigadores Martín, Olejnik y Gaddis definieron tres características temperamentales que tienen una influencia importante en el aprendizaje: actividad, facilidad para distraerse y constancia.

–   Actividad. “Vigor motor”. Hay niños que no pueden estarse quietos, tienen exceso de energía y dificultades para modular su actividad. En cambio, otros tienen poca energía y prefieren el tiempo de silencio y las actividades sedentarias, a los juegos físicos. La energía motora excesivamente alta o baja influye en el rendimiento.

–   Facilidad para distraerse. Los que se distraen con facilidad tienen problemas para mantenerse centrados en su trabajo, están pendientes de los ruidos y conversaciones. Estos tienen un rendimiento más bajo.

–   Persistencia. El niño que abandona una tarea cuando no puede acabarla rápidamente, que deja de trabajar cuando la tarea es difícil y que parece incapaz de finalizar un trabajo, tiene poca constancia. En cambio, otros manifiestamente constantes, pueden involucrarse tanto en una actividad que no están dispuestos a detenerse o cambiar lo que están haciendo y además, les molesta que les interrumpan.

Fuente: www.hacerfamilia.com
Teresa Pereda

¿Es importante que me reúna con el tutor de mi hijo? Consejos prácticos.

consejos

 

¿Cuántas veces te has entrevistado con el tutor de tu hijo? ¿Crees que es suficiente? A veces no tenemos muy claro cómo y cuándo debemos dirigirnos al centro educativo donde estudian nuestros hijos, pero es importante que cada cierto tiempo nos reunamos con el docente responsable del niño para intercambiar información y definir objetivos.

  • Confía en tu hijo mientras demuestre que lo merece, y comunícate con el tutor por mediación del niño.
  • Si tu hijo te explica que un profesor ha cometido un error, habla con el tutor poniendo en duda la información recibida. No emitas juicios de valor. Es muy probable que si muestras una actitud recriminatoria, el tutor reaccione a la defensiva, y lo que podría ser un intercambio de información se convierta en un acto de justificaciones y descalificaciones.

No es lo mismo decir:

-“Mi hijo me ha dicho que el profesor de Matemáticas le ha expulsado de clase porque estaba hablando con su compañero, pero es que… ¡toda la clase estaba hablando! Pienso que no es justo y que tendrías que hablar con ese profesor porque me parece que está cogiendo manía a mi hijo”.

Que decir:

-“Me gustaría que te informaras sobre un asunto que me ha explicado mi hijo. Seguramente sólo me ha contado una parte de la realidad, la parte que le interesa. Según dice, el profesor de Matemáticas le expulsó de clase de manera injusta, por hacer lo que todos hacían. Cuando sepas de qué va,¿ podrías valorar la situación y ayudar a mi hijo a aceptar mejor las consecuencias de sus actos, en caso de que haya tenido más culpa de la que dice?. De todas maneras, me gustaría que me llamaras por teléfono y me dieras tu versión de los hechos”.

Fuente: http://www.solohijos.com
José María Lahoz García

La vuelta al cole después de Navidad

11

 

A los niños, los días siempre les resultan más largos que a los adultos, por eso durante las vacaciones de Navidad tienen tiempo más que de sobra para desconectar y descansar. Pero después de tantos días de vacaciones para celebrar la Navidad conviene tener en cuenta una serie de consejos para que la vuelta al cole después de la Navidad no se convierta en una odisea y les cueste más de lo normal.

Lee el resto de esta entrada

Elegir colegio: qué debemos tener en cuenta

Elegir colegio es una decisión de gran importancia ya que puede condicionar la vida educativa y personal del niño. La toma de esta decisión implica una serie de reflexiones y preguntas previas que los padres debemos consensuar.

 

 

Fuente: www.hacerfamilia.com