Archivo del sitio

Leches de crecimiento y adaptadas: el dilema

leche

La lactosa tiene cada vez peor prensa y esto quizá pueda achacarse al abuso que hemos hecho de los productos lácteos y de sus derivados a lo largo de la historia de nuestras sociedades. Es frecuente escuchar que al niño la leche le da mocos o que le impide descansar con normalidad. Sin embargo conviene saber qué cosas son ciertas y cuáles no en relación a las leches de crecimiento y a las leches adaptadas.

Lee el resto de esta entrada

Zumos de frutas y refrescos: limitaciones de consumo

fotonoticia_20160127121046_250

Ante la insistente recomendación de incluir en la dieta diaria, tanto de niños como de adultos, una mayor cantidad de frutas y verduras, muchas personas no reparan en la diferencia que puede haber en consumir la fruta entera o en zumo. Y sin embargo, las diferencias nutricionales son tan importantes que se recomienda limitar la ingesta de zumos de frutas a uno al día nada más.

A pesar de lo difundida que están entre la población sus virtudes nutritivas, el consumo de frutas y hortalizas frescas no alcanza la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecida, en al menos 5 raciones diarias entre frutas y hortalizas. La población española supera por muy poco los 450 gramos diarios.

Diferencias entre el zumo y la fruta entera

Las frutas y hortalizas procesadas (conservas, congeladas, desecadas, zumos, platos preparados, etc.) son un recurso cómodo y eficiente para incluir frutas y hortalizas en nuestra alimentación diaria, pero no deben sustituir sistemáticamente a las frescas. Algo parecido ocurre con los zumos tanto los naturales como los comerciales exprimidos o reconstituidos al 100% (no confundir con los néctares), ya que, el efecto que produce su zumo en nuestro cuerpo no es el mismo que cuando se consumen las frutas y hortalizas en estado sólido.

Un vaso de zumo en general aporta más azúcar que una ración de fruta, y apenas contiene fibra por lo que también sacia menos que la fruta entera. No obstante, sigue manteniendo un aporte relevante de potasio, vitamina C y ácido fólico, incluso algunos compuestos bioactivos, como los carotenos (provitamina A), se absorben con más facilidad que en la fruta u hortaliza de la que proceden.

fotonoticia_20160127121046-16011570829_9999

Limitaciones para el consumo de zumos de frutas

El Comité Científico de la Asociación 5 al día, después de valorar la evidencia científica en torno al consumo de zumos, consensuó un documento en que se planteaban las condiciones para integrar el consumo zumos en el marco de una alimentación saludable y que limita a no más de un vaso de zumo al día (150-200 ml.), la cantidad que podría incluirse en las recomendaciones.

Algunas razones para esta limitación:

– Los azúcares presentes en los zumos de frutas, sean o no exprimidos directos o procedentes de concentrados, se consideran azúcares libres, es decir, similares a los del azúcar de mesa o la miel; sin embargo, no incluye los azúcares naturalmente presentes en alimentos sólidos, como la fruta y las hortalizas.

– Según la OMS, hay que limitar la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la energía total diaria.

– El consumo medio de azúcares libres representa el 16 por ciento de la energía en la dieta infantil europea y el 17 por ciento en la de los adolescentes. (EURODIET).

– Existe una relación probable entre la obesidad y el consumo de azúcar, bebidas azucaradas y zumos de fruta.

– El consumo de zumos y néctares en España se ha triplicado en los últimos 20 años, tanto dentro como fuera del hogar.

– Para disminuir la incidencia de la erosión dental, debe limitarse la cantidad y la frecuencia de consumo de refrescos y zumos de frutas.

Fuente: www.hacerfamilia.com
Marisol Nuevo Espín

 

7 alimentos perfectos para combatir el frío

fotonoticia_20151106094638_800

 

A medida que se acerca el mes de diciembre, conviene adaptar nuestra alimentación y, sobre todo, la de los niños, a las bajas temperaturas. Algunos alimentos tienen capacidad para elevar la temperatura corporal y otros son excelentes para aumentar las defensas y evitar los clásicos resfriados. Descubre los 7 alimentos perfectos para combatir el frío.

Y es que en invierno las temperaturas bajan de forma definitiva y las horas de luz disminuyen de manera considerable, ya que amanece más tarde y anochece antes. Por eso, cuando el frío comienza a palparse y la ropa de invierno es necesaria, existen otros aliados que pueden ayudar a combatirlo.

7 alimentos saludables para combatir el frío

La alimentación juega un papel muy importante para mantenernos saludables durante la estación invernal. Aqui tienes una muestra de los mejores alimentos para aumentar nuestra temperatura corporal y protegernos de los clásicos resfriados:

1.   Sopas y caldos: la mejor forma de elaborar una deliciosa sopa es cocinarla en casa con pollo, verduras o pescado. Son perfectas para entrar en calor porque se toman calientes y además favorecen la hidratación. Asimismo, los caldos aportan gran cantidad de nutrientes y, aquellos que incorporan pollo, cuentan con propiedades antiinflamatorias.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493699_9999

 

2.   Infusiones: el té y las infusiones de hierbas favorecen la digestión, son antioxidantes y aportan nutrientes al organismo. Suelen tomarse calientes, por lo que son fabulosas para incrementar la temperatura del cuerpo. Además, las infusiones sirven para paliar diferentes efectos provocados por el frío como el dolor de garganta.

 

Cup of healthy linden tea, herbal medicine.

 

3.   Legumbres: España siempre ha sido un país en el que los platos de cuchara prevalecían en los meses de invierno respecto a otras elaboraciones. Esta es la razón por la que los garbanzos (el famoso cocido), las lentejas o las judías son muy comunes a partir del momento en el que bajan las temperaturas. Las legumbres son comidas saludables, deben formar parte de una dieta equilibrada y aportan minerales, proteínas y diferentes vitaminas. A ello se le suma que son bajas en grasa y ricas en fibra.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493909_9999

 

4.   Jengibre y ajo: seguro que nunca imaginaste que estos dos productos te serían útiles en el invierno, pero la verdad es que ambos te ayudarán a combatir las bajas temperaturas. Por un lado, con el jengibre no sufrirás dolor de garganta o un catarro durante estos meses debido a sus propiedades expectorantes; por otro, el ajo actúa como un antibiótico natural al contener alicina.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493729_9999

 

5.   Pescado: las grasas saludables, especialmente el Omega3, ayudan a combatir el frío. Este tipo de grasas están en el pescado azul (sardinas, salmón y atún, entre otros), pero también en otros alimentos saludables que aportan energía como el aceite de chía o el de soja.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493739_9999

 

6.   Fruta: la vitamina C, presente en las naranjas y el kiwi, protege al organismo de infecciones clásicas del invierno como los resfriados. Estos dos alimentos saludables, que deben formar parte de una dieta equilibrada, son también fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes. Se trata de frutas y frutos de temporada, por lo que podrás adquirirlas con facilidad.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493749_9999

 

8.   Pasta, arroz y pan de granos enteros: los carbohidratos presentes en el grano completo aportan calor suficiente como para hacer frente a las bajas temperaturas.

 

fotonoticia_20151106094638-15111493759_9999

 

Ya tienes el menú saludable que debes incorporar a tu dieta equilibrada para afrontar con garantías los meses de invierno. ¡No te lo pienses, apuesta por estos productos y disfruta del frío como nunca antes habías hecho!

Fuente: www.hacerfamilia.com