Archivo de la categoría: Sin categoría

Cada una de las clases establecidas en una profesión, carrera o actividad. Condición social de unas personas respecto de las demás. Uno de los diferentes elementos de clasificación que suelen emplearse en las ciencias. En la lógica aristotélica, cada una de las diez nociones abstractas y generales, es decir, la sustancia, la cantidad, la cualidad, la relación, la acción, la pasión, el lugar, el tiempo, la situación y el hábito. En la crítica de Kant, cada una de las formas del entendimiento, es decir, la cantidad, la cualidad, la relación y la modalidad. En los sistemas panteísticos, cada uno de los conceptos puros o nociones a priori con valor trascendental al par lógico y ontológico.

Los abuelos nunca mueren, se hacen invisibles …

En los últimos 50 años, nuestro estilo de vida familiar cambió drásticamente como consecuencia de un nuevo sistema de producción. La inclusión de la mujer en el circuito laboral llevó a que ambos padres se ausenten del hogar por largos períodos, creando como consecuencia el llamado “síndrome de la casa vacía”.

El nuevo paradigma implicó que muchos niños quedaran a cargo de personas ajenas al hogar o en instituciones. Esta tercerización de la crianza se extendió y naturalizó en muchos hogares.

Algunos afortunados todavía pueden contar con sus abuelos para cubrir muchas tareas: la protección, los traslados, la alimentación, el descanso y hasta las consultas médicas. Estos privilegiados chicos tienen padres de padres, y lo celebran eligiendo todos los apelativos posibles: abu, abuela/o nona/o bobe, zeide, tata, yaya/o opi, oma, baba, abue, lala, babi, o por su nombre, cuando la coquetería lo exige.

Los abuelos no sólo cuidan…


Los abuelos no sólo cuidan, son el tronco de la familia extendida, la que aporta algo que lospadres no siempre vislumbran: pertenencia e identidad, factores indispensables en los nuevos brotes.

La mayoría de los abuelos siente adoración por sus nietos. Es fácil ver que las fotos de los hijosvan siendo reemplazadas por las de estos. Con esta señal, los padres descubren dos verdades: que no están solos en la tarea, y que han entrado en su madurez.

El abuelazgo constituye una forma contundente de comprender el paso del tiempo, de aceptar la edad y la esperable vejez. Lejos de apenarse, sienten al mismo tiempo otra certeza que supera a las anteriores: los nietos significan que es posible la inmortalidad. Porque al ampliar la familia, ellos prolongan los rasgos, los gestos: extienden la vida. La batalla contra la finitud no está perdida, se ilusionan.

Los abuelos miran diferente


Los abuelos miran diferente. Como suelen no ver bien, usan los ojos para otras cosas. Para opinar, por ejemplo. O para recordar. Como siempre están pensando en algo, se les humedece la mirada; a veces tienen miedo de no poder decir todo lo que quieren.

La mayoría tiene las manos suaves y las mueven con cuidado. Aprendieron que un abrazo enseña más que toda una biblioteca. Los abuelos tienen el tiempo que se les perdió a lospadres; de alguna manera pudieron recuperarlo. Leen libros sin apuro o cuentan historias de cuando ellos eran chicos. Con cada palabra, las raíces se hacen más profundas; la identidad, más probable.

Los abuelos construyen infancias


Los abuelos construyen infancias, en silencio y cada día. Son incomparables cómplices de secretos. Malcrían profesionalmente porque no tienen que dar cuenta a nadie de sus actos. Consideran, con autoridad, que la memoria es la capacidad de olvidar algunas cosas. Por eso no recuerdan que las mismas gracias de sus nietos las hicieron sus hijos. Pero entonces, no las veían, de tan preocupados que estaban por educarlos. Algunos todavía saben jugar a cosas que no se enchufan.

Son personas expertas en disolver angustias cuando, por una discusión de los padres, el niño siente que el mundo se derrumba. La comida que ellos sirven es la más rica; incluso la comprada. Los abuelos huelen siempre a abuelo. No es por el perfume que usan, ellos son así. ¿O no recordamos su aroma para siempre?

Los chicos que tienen abuelos están mucho más cerca de la felicidad. Los que los tienen lejos, deberían procurarse uno (siempre hay buena gente disponible).

Finalmente, y para que sepan los descreídos: los abuelos nunca mueren, sólo se hacen invisibles.

Enrique Orschansky, pediatra
Fuente: La Voz

 

Fuente del artículo: Solo Hijos

El papel de la paciencia en las relaciones familiares.

La paciencia es una cualidad indispensable para gestionar la vida en familia. Payor información visita el siguiente artículo

Paciencia en la familia

 

fotonoticia_20160427110413_645

 

Te asusta el matrimonio

El matrimonio es un tema acerca del cual cada persona tiene una opinión y cree que es la acertada. Se dice que una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad. La cuestión es que muchas veces dicha opiniónno es tan independiente como creemos y ha sido implantada por la filosofía popular, que no por ser popular tiene que ser correcta.  Aquí puedes encontrar 10 creencias populares sobre el matrimonio:

http://www.hacerfamilia.com/pareja/noticia-diez-mitos-matrimonio-20120604102836.html

frank-mckenna-282509-unsplash

 

Como superar el miedo al compromiso

El compromiso es la base de toda relación estable. Es claro que comprometerse supone un reto, sin embargo para algunas personas supone una amenaza de la que quieren escapar. En este articulo puedes encontrar claves para superar el miedo a comprometerse.

http://www.hacerfamilia.com/jovenes/superar-miedo-compromiso-relacion-pareja-20180205130740.html

 

Supera el miedo al compromiso

10 frases para comunicarnos de manera positiva con nuestros hijos

Nuestra manera de expresarnos influye mucho en cómo nos relacionamos con los demás, ya sean niños, adolescentes o adultos, en concreto en las siguientes situaciones.

Para mayor información: http://www.solohijos.com/web/10-frases-para-comunicarnos-de-manera-positiva-con-nuestros-hijos/

¿De qué hablas con tu hijos? Los cinco niveles de comunicación

de-que-hablas-con-tus-hijosDurante el día todos tenemos muchísimas conversaciones con nuestros hijos. Hablamos de cómo les ha ido el colegio, de sus amigos, de sus juegos. Pero no todas tienen el mismo nivel de profundidad y no todas son igualmente de beneficiosas para ellos.

En las conversaciones se pueden dar 5 niveles de profundidad.

  • El primer nivel es cuando hablamos de las cosas.
  • En el segundo nivel hablamos de otras personas.
  • El tercero es cuando hablamos de nosotros.
  • El cuarto nivel es cuando comunicamos sentimientos.
  • Pero hay algo mejor. El nivel más profundo de una conversación. Aquel en el que hablamos de los sentimientos que hay entre nosotros.
    ¿Y si además se lo digo en positivo?… ¡imaginaros!
    Muchas gracias por hacerme caso y recoger la habitación sin quejarte. Me he sentido muy querido. Esto es una bomba de autoestima. Y lo querrá repetir más veces.

Depende de lo que hablemos, nuestro grado de profundidad con él será uno u otro… Y si esto condiciona tanto la relación… ¿por qué no pensar también de qué hablamos con nuestra pareja y a qué nivel?

Alex Visús
Coach familiar, educativo y de pareja¿De qué hablas con tu hijos? Los cinco niveles de comunicación

Juzgar: un arma de doble filo para nuestros hijos

Corregir es un arte. Un arte de compasión y empatía, que nunca incorpora el verbo “juzgar”. Solo se corrige de verdad cuando ante un comportamiento erróneo, ayudamos a nuestros hijos a detectar por sí mismos el error e identificar sus necesidades y les animamos a buscas alternativas. Este es el único procedimiento. No hay más.

Cuando les juzgamos y criticamos desde una situación de superioridad, sin conectar con las necesidades que les han llevado a obrar así, solo conseguimos que ellos mismos se critiquen y que juzguen duramente a los demás, bloqueando la capacidad creativa de resolución de conflictos.

Los tres primeros años y la empatía


Bruce Perry del Baylor College of Medicine demostró en su investigación que nuestros hijosconstruyen durante los primeros 3 años de vida su capacidad tanto para la empatía como para su tendencia a la estrechez emocional, en función de la atención que les procuraron sus cuidadores.

Los niños que no vieron satisfechas sus necesidades emocionales entonces es muy posible que no desarrollen la necesidad de ser sensibles a las necesidades emocionales de los demás.

Y existe en los seres humanos una necesidad básica: la de no ser juzgado. La de ser respetado por lo que es, independientemente de lo que haga.

Sin objetivos a largo plazo perderás la perspectiva

A veces, el día a día con nuestros hijos se hace cuesta arriba. Debemos luchar contra ellos, contra la sociedad y contra nosotros mismos. Tenemos dudas. Serias dudas sobre si lo que hacemos lo hacemos bien.

¿Voy por el buen camino?, ¿Conseguiré que se convierta en el hombre o la mujer que quiero que sea? ¿No estaré aplicando un método equivocado?

El ilustrador Dum lo interpreta de manera muy ilustrativa en la imagen que te adjuntamos: en educación, hay que perseverar. Hablamos de cambios trascendentes, que involucran a todo el ser humano e incluso a toda la familia, por lo que los resultados se ven a largo plazo. Tanto ellos como nosotros necesitamos un tiempo. Y un espacio para florecer.

Perder la paciencia, querer ver resultados antes de hora, EXIGIR de forma inmediata y no ACOMPAÑAR sicronizadamente son los más grandes errores que podemos cometer en educación: exigir respeto sin ganarlo, exigir que pidan perdón sin sentirlo, exigir obediencia a toda costa sin entender los motivos…

Para no perder la perspectiva, te recomendamos que te hagas esta pregunta: ¿cómo quiero que sea mi hijo cuando cumpla 25 años? ¿En qué hombre o mujer quiero que se convierta? Esta pregunta marcará tus objetivos a largo plazo. Y te dará la fuerza que necesitas para perseverar a pesar de los obstáculos del día a día.

elegir niñera

La importancia de atender en el colegio

Hay que estar atento en el colegio

 

En el aula, es necesaria una atención exhaustiva tanto por parte del alumno como por parte de los educadores. Como alumnos, estar atentos a lo que se dice en clase, permite a los niños captar todos los conceptos para desarrollarlos después a su manera.
Un grado de máxima atención por parte de los educadores también permite detectar el grado de desarrollo de estas inteligencias en cada alumno, con el fin de descubrir las fortalezas personales y apoyar el aprendizaje en ellas. Ese el gran reto de una verdadera educación personalizada. Preparar a cada alumno para que llegue a ser competentemente inteligente en función de sus propias aptitudes, poniendo en juego todos sus recursos.
Este constituiría el primer gran paso del profesor: atender a la manera de trabajar y aprender que demuestra cada alumno, para determinar qué inteligencia o inteligencias se dan en mayor grado de desarrollo, con el fin de utilizarlas como trampolín del aprendizaje.
Las inteligencias múltiples en el aula
¿Cómo lo hacemos? Al igual que en el inicio de cada curso escolar, aplicamos a los alumnos una evaluación inicial que nos ayude a determinar el punto de partida en nuestra programación. Existen test de inteligencias múltiples que, a priori, nos permiten trazar un perfil individual y personalizado del que podemos partir para el planteamiento de actividades afines a cada alumno. La observación directa e indirecta de los niños, a la hora de realizar actividades, completará este perfil.
Debemos optimizar sus recursos individuales al máximo, estimulando las diferentes inteligencias mútiples. Se deben planificar actividades para reconocer las distintas inteligencias, despertarlas, desarrollarlas y utilizarlas para lograr una real comprensión de los contenidos curriculares.
¿Un niño al que no se le dan bien las matemáticas pero que, sin embargo, tiene enormes capacidades artísticas es menos inteligente? ¿O el sistema educativo está diseñado para que solo brillen determinadas inteligencias? ¿Los agentes que participan en la educación saben reconocer las diferentes inteligencias y sacarles todo su potencial? El reto es grande pero los resultados son muy prometedores.
La inteligencia y su desglose en capacidades
Howard Gardner, autor de la teoría de las inteligencias múltiples, defiende el desglose del concepto de inteligencia tradicional como un todo unitario a nivel cognitivo y de medición a través del cociente intelectual en ocho agrupaciones de habilidades o talentos, que desarrolla la persona en mayor o menor grado. Cada individuo es capaz de conocer el mundo de ocho maneras diferentes: a través del lenguaje, del razonamiento matemático, de la visión espacial, del pensamiento musical, del uso del cuerpo para resolver problemas, de un conocimiento y empatía con los demás, de un aprendizaje basado en el método científico y de un conocimiento y control de nosotros mismos. El grado de madurez de estas habilidades es lo que realmente nos diferencia y lo que determina el nivel y la capacidad para solucionar diversos problemas en situaciones complejas.
El sistema educativo debe contemplar esta nueva visión que implica necesariamente una educación personalizada: no todos nuestros alumnos aprenderán de la misma manera y con las mismas estrategias educativas. Es erróneo reconocer a los alumnos como más o menos inteligentes, en realidad son ‘diferentemente inteligentes’, lo que amplía la capacidad pedagógica para los docentes. Lo novedoso es que sin negar el factor hereditario, esta teoría admite y defiende que esas inteligencias, por ser capacidades, se pueden ‘entrenar’.
Si citamos a Gardner definiendo la inteligencia como la capacidad de resolver problemas en diferentes contextos, se puede deducir que la labor del profesor es presentar a sus alumnos situaciones donde puedan desarrollarla convenientemente. La enseñanza debe ser personalizada y dar posibilidad de elección para que cada alumno descubra sus inteligencias más fuertes, y, por tanto, elija el camino que le resulte más apropiado en el aprendizaje.
Tenemos la enorme responsabilidad de ayudar a los niños a descubrir sus potencialidades. Implantar en los centros educativos la cultura de las inteligencias múltiples supone un reto nada fácil. Incluye un importante cambio en los pilares del currículo educativo: programación, metodología y evaluación, ya que la metodología no lo es todo si no está vinculada con el aprendizaje. Como cimiento para que esta aplicación de la teoría de las inteligencias múltiples pueda funcionar en las aulas, es indispensable crear en ellas un clima de afectividad y confianza.
Sara Lladó. Profesora y Coordinadora de Primaria en Colegio Orvalle

¿Conflictos con tus hijos? Conoce nuestra Escuela de Padres

¡Conoce nuestra Escuela de Padres!
Os enseñaremos a comunicaros con vuestros hijos de manera que os escuchen, a hacer preguntas estratégicas que les ayuden a buscar sus propias respuestas, a ofrecerles las experiencias que les fomenten el pensamiento crítico. Os daremos recursos para que sepáis enfrentaros a los problemas que conlleva formar grandes personas.
Los que estéis interesados en recibir más info sobre nuestra Escuela de Padres Cognitum Solohijos o en recibir asesoría pedagógica, contactar en desarrollocognitivo@solohijos.com