Archivo de la categoría: Familia

Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje. Hijos o descendencia. Conjunto de personas que tienen alguna condición, opinión o tendencia común. Toda la familia socialista aplaudió el discurso. Conjunto de objetos que presentan características comunes. Número de criados de alguien, aunque no vivan dentro de su casa. Cuerpo de una orden o religión, o parte considerable de ella. Grupo numeroso de personas. Taxón constituido por varios géneros naturales que poseen gran número de caracteres comunes. Familia de las Rosáceas. Enjambre de abejas.

Por qué no debes dejarle el móvil a tu hijo antes de ir a dormir

La tablet es una enemiga del descanso en los niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

¿Quieres que tu hijo duerma bien por las noches? Es fácil: no le dejes el móvil ni la tablet. ¿Por qué? Cada vez son más los estudios que demuestran que estos dispositivos perjudican el sueño de los niños, tal y como recuerda el Departamento de Salud de Estados Unidos.

En un nuevo trabajo, investigadores revisaron varios estudios y encontraron una asociación clara entre el uso de estos dispositivos en los niños a la hora de irse a la cama y un sueño insuficiente, un sueño de mala calidad y somnolencia diurna excesiva.

Una recomendación de los pediatras

“Las lecciones del estudio son claras y preocupantes”. Así de tajante se ha mostrado al respecto el doctor Henry Bernstein, del Centro Médico Pediátrico Cohen de New Hyde Park, en Nueva York, que ha alertado de que se debe “prestar más atención al impacto potencial que tiene el acceso a los medios móviles sobre el sueño de los niños”.

Los expertos llevan ya tiempo recomendando a la población en general (niños y mayores) que no usen las pantallas antes de dormir. Sin embargo, este estudio, elaborado en Reino Unido y publicado en la revista JAMA Pediatrics, tiene un punto llamativo: encontró que los niños ni siquiera tenían que utilizar los smartphones, tabletas ni otros dispositivos para experimentar problemas con el sueño: “simplemente tenerlos en su habitación era suficiente para mostrar un efecto”, aseguran.

Aunque el estudio no pudo demostrar una relación causal, los investigadores recomiendan medidas para limitar el acceso a los dispositivos electrónicos de noche: “Las intervenciones deben incluir un método multidisciplinario de parte de los maestros y de los profesionales de atención de la salud para empoderar a los padres con el fin de minimizar las influencias nocivas sobre la salud infantil”, concluyeron en el trabajo.

La necesidad de dormir bien

No hablamos de algo con poca importancia: de la calidad del sueño depende en gran medida cómo los niños actuarán durante el día, cuánto aprenderán, etcétera. ¿Y cómo es posible que solo con la presencia del móvil al lado el sueño se vea afectado? Muy fácil: las notificaciones. Los expertos recuerdan que el uso nocturno de los medios electrónicos puede “retrasar la hora de dormir, aumentar la exposición a las luces de las pantallas que podrían confundir al reloj biológico del cuerpo, e incluso despertar a los niños con mensajes de texto y otras notificaciones después de que estos se hayan dormido”.

Estos médicos vuelven a incidir sobre la importancia del sueño: “Sin un sueño suficiente de buena calidad, los niños estarán en un riesgo más alto de obesidad y diabetes tipo 2, entre otras afecciones de salud”, asegura Bernstein, que pone sobre la mesa otra consecuencia: “Los niños y adolescentes serán menos capaces de concentrarse, no les irá igual de bien en la escuela, se enfermarán con más frecuencia y tendrán un estado de ánimo más cambiante”.

fuente:
Damián Montero
hacerfamilia.com

Anuncios

“Lo siento, hijo, me he equivocado”

Me-he-equivocado-y-lo-siento.jpg
¿Quieres que tu hijo aprenda a ser flexible? Pues aquí tienes las palabras mágicas…

“Lo siento, me he equivocado”


Disculparnos ante nuestros hijos lo consideramos en ocasiones como falta de autoridad o debilidad. Sin embargo, lejos de ser eso se trata de la actitud más eficaz para enseñarles que no debemos temer a los errores, que nosotros también nos equivocamos y que reconociéndolo podemos buscar alternativas. Cuando dices esta frase honestamente eres un modelo de flexibilidad cognitiva y tu prestigio crece ante ellos proporcionalmente a tu valor y sinceridad.

A veces, “echarte atrás” en una decisión no es debilidad sino un modelo de coherencia: “¿Sabes lo que te digo? Te he dicho que no pero me he equivocado; no lo había pensado con calma. Lo he pensado mejor y creo que tienes razón. Puedes volver a las 21,00h en lugar de las 20,00h. Prefiero que te acompañen a casa más tarde a que vengas solo antes”.
Tus hijos tienen derecho a decirte que no están de acuerdo contigo y por qué. En esos casos en que legítimamente tengan razón, debemos reconocerlo y cambiar de opinión.

fuente:
Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

5 planes alternativos a una tarde de deberes escolares

Alternativas a una tarde de deberes

Foto: ISTOCK Ampliar foto

Durante los últimos años, los niños españoles están viendo comprometida su infancia por los deberes escolares. El exceso de deberes y tareas no les deja tiempo para realizar otro tipo de actividades que son fundamentales para el desarrollo de los niños. Y es que tan importante es el aprendizaje para los niños como disponer de tiempo de ocio para que diviertan con actividades educativas y productivas.

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los españoles dedican de media 6,5 horas semanales a hacer deberes, una cifra coloca a España en el quinto país que pone más deberes. Tanto es así que su nivel de estrés se encuentra 20 puntos por encima de la media mundial según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los deberes familiares y la conciliación familiar

Estas largas jornadas de deberes perjudican a los niños, según el informe de la OMS el 53% de los niños y el 55% de las niñas españoles están agobiados por las tareas escolares. Esto afecta a todo el entorno familiar, favorece las discusiones en el hogar y perturba la convivencia.

En algunas ocasiones los padres tienen que prestar apoyo a sus hijos, incluso cuando no tienen los conocimientos necesarios para ayudarles, provocando un sentimiento de impotencia en los padres y de frustración en los niños y evitando que disfruten en mayor medida del tiempo que pasan juntos.

“Los deberes deben ser siempre un refuerzo al trabajo que se realiza en el aula, desarrollando habilidades personales que permiten afianzar el aprendizaje: memorizar, indagar sobre nueva información, desarrollar habilidades de planificación, estimular la creatividad, etc.”, asegura Ana Herrero, coordinadora de los Departamentos de Orientación de Brains International School. “El aprendizaje de los niños no se puede resumir al ámbito académico, hay que potenciar su creatividad y permitirles un espacio para que jueguen y se relacionen con otros niños a través de actividades extraescolares, del ejercicio físico o del simple juego”, indica.

Planes alternativos a una tarde de deberes

1. Lectura: un buen libro, la mejor alternativa a los deberes. La lectura beneficia en muchos aspectos a los niños, potencia la creatividad, amplía los conocimientos y mejora la capacidad de concentración y retención de los niños. Además, crea un hábito de trabajo y de dedicación que les será útil en el futuro.

Lectura: una alternativa a los deberes

2. Actividades extraescolares, otros campos para aprender. Ampliar las fronteras de los niños con actividades extraescolares es muy beneficioso ya que son un complemento activo a la educación de los niños: baloncesto, solfeo, natación o baile son actividades que desarrollan sus habilidades y facilitan un aprendizaje alternativo.

3. Jugar en la calle. Recuperar el tiempo juego al aire libre es una obligación educativa. Jugar en el parque o practicar un deporte en una cancha facilita el desarrollo cognitivo y emocional en muchos aspectos, entre los que destaca la capacidad de relacionarse con otros niños. El juego tiene que formar parte de su rutina diaria también fuera del patio de recreo y, a ser posible, al aire libre.

4. Actividades de ocio como experiencias para el aprendizaje. Ir al teatro, a un museo, al zoo o simplemente dar un paseo por la ciudad son actividades excitantes que muestran a los niños otras realidades del mundo en el que viven. Estas actividades fomentan su curiosidad y les proporcionan una mayor capacidad de entendimiento.

5. Aprovechar el tiempo en familia. Pasar tiempo en familia, bien sea yendo al parque o haciendo manualidades los días de lluvia, estrechan lazos entre padres, hijos y hermanos. Establecer una rutina de cenar en familia, descansar viendo una película o contar un cuento a los niños antes de ir a dormir establecen lazos que perduran toda la vida.

Ana Herrero. Coordinadora del Colegio Braims

fuente:
hacerfamilia.com

50 consejos para que tu hijo obedezca a la primera

50-consejos-para-que-tu-hijo-obedezca-a-la-primera.gif
Pues no, no voy a darte consejos de cómo hacer para que tu hijo obedezca a la primera. Para que se acueste o recoja su habitación cuando tú lo dices. Voy a decirte por qué en lugar de querer que obedezca a lo que tú dices, debes querer que tenga un pensamiento crítico ante la orden que le acabas de dar.

Todos hemos escuchado a padres y madres que comentan con una orgullosa mirada que sus hijos“no les dan problemas porque son muy obedientes”. Y otros que responden “¡qué suerte tienes! Mi hijo lo desafía todo, ¡ojalá obedeciera a la primera como el tuyo!” … Pues francamente, alguien debería decirles a estos padres que lo importante no es que obedezca a todo ni a la primera sino el proceso cognitivo que hace ya sea para obedecer o no..

¿De verdad quieres un hijo que cuando le dices que haga algo o le niegas algo no se cuestiona el por qué?
Si te paras a pensar, eso significa que cuando vaya creciendo hará lo que diga la mayoría, porque no tendrá recursos para enfrentarse a ella. Se acostumbrará a aceptar lo que le venga dado del exterior. Y lo peor, dependerá de tu criterio porque él no tendrá el suyo propio.

¿Por qué dejarles tanta libertad?


¿Por qué dejarles tanta libertad? ¡Si son solo niños y no saben lo que les convienes, ni siquiera lo que quieren! ¿Desde cuándo los niños deben tomar sus propias decisiones? ¿Para qué están entonces los padres? …Vale, vale… Tienes y no tienes razón…

Obedecer a toda costa, porque lo dices tú, sin darle argumentos que sean significativos para ellos es como beber un refresco para calmar la sed. Te la calma momentáneamente pero luego vuelve la sed con más fuerza.
Esa obediencia ciega es un espejismo si no desarrollas en él previamente una serie de habilidades cognitivas que le permitan a tu hijo tener el criterio suficiente para enfrentarse a nuevas tareas, aprendizajes, problemas o situaciones.
De acuerdo al contexto de cada situación, nuestros hijos emplean operaciones mentales con distintos niveles de complejidad. Si solo pretendemos que obedezcan, tendrán pocas posibilidades de “entrenar” estas operaciones mentales impidiendo aprovechar experiencias anteriores para nuevos aprendizajes.

Desarrollo cognitivo versus obediencia


Detrás de cada comportamiento observable existe un proceso de pensamiento, basado en una serie de habilidades cognitivas. Estas habilidades de pensamiento son las que debemos desarrollar en la mente de nuestros hijos, en lugar de buscar su obediencia.
Y aunque nos moleste reconocerlo, estas habilidades cognitivas se desarrollan precisamente cuando nuestros hijosse niegan” a obedecernos. No siempre pero sí en muchas ocasiones.

En lugar de querer que obedezcan deberíamos querer que:


Deberíamos querer que, en lugar de obedecer, nuestros hijos incrementaran su capacidad de aprender y pensar. Para ello deberíamos tener en cuenta las siguientes funciones cognitivas, ya que ellas pueden ayudarnos no solo a desarrollarlas en nuestros hijos sino también en nosotros mismos para ser modelos de pensamiento crítico para ellos.

En lugar de querer que obedezcan deberíamos querer que:
  1. Consideren dos o más fuentes de información a la vez
  2. Generen posibilidades
  3. Anticipen consecuencias
  4. Tengan en cuenta la ecología de sus acciones
  5. Justifiquen métodos y procedimientos
  6. Apliquen conceptos y principios a nuevas situaciones
  7. Perciban y definan el problema
  8. Distingan entre información relevante y no relevante
  9. Distingan entre hechos y deducciones
  10. Saquen patrones
  11. Piensen hipotéticamente
  12. Tracen estrategias para verificar hipótesis
  13. Se comuniquen de forma descentralizada
  14. Den respuestas certeras y justificadas, sin ensayo-error
  15. Utilicen un vocabulario adecuado en la comunicación
  16. Tengan una conducta controlada…
En definitiva, que comparen, contrasten, categoricen, clasifiquen, justifiquen, critiquen, argumenten, combinen, integren, reordenen, sustituyan, conecten, infieran, predigan, asocien, diferencien, resuman, describan, parafraseen, listen, definan…
¡Todo menos que obedezcan ni a la primera ni a la segunda!

Tratar de convencerlo es tratar de “colonizarlo”, es faltarle al respeto y subestimar su inteligencia.
Tu trabajo como padre y madre es todo lo contrario: acompañarlo mientras aprende a hacer buen uso de su libertad, argumentándole las cosas, preguntándole y ayudándole a buscar respuestas a través de tu mediación.

fuente:
Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

 

¡Quieren ir de fiesta! ¿Los dejamos? ¿Cuándo? ¿A dónde?

Fiestas de adolescentes, ¿cómo decidir si deben ir?

Foto: ISTOCK Ampliar foto

Adolescencia, primeras salidas y fiestas. ¿Deben ir los adolescentes a estas fiestas? ¿Cómo estar seguro de que no habrá nada perjudicial en estos eventos? ¿Puedo confiar en mis hijos? Estas son algunas preguntas que asaltan a los padres en estas situaciones, no hay que cortarles las alas, pero sí habrá que establecer normas y llegar a acuerdos para permitir que los hijos de estas edades participen en estas actividades.

La importancia de socializar en la adolescencia

No se debe impedir al adolescente acudir a este tipo de eventos ya que en estas edades es muy importante socializar. Crear un grupo de amigos y sentirse integrado en él es de vital importancia en los adolescentes. Sin embargo habrá que estar atento al círculo con el que se relaciona y al tipo de actividades.

Una cosa es aceptar que el niño debe relacionarse más allá de la familia y otra es permitir que estas amistades le perjudiquen. Para asegurarse de que esto no ocurre lo mejor es una buena educación que haga que los hijos sepan elegir bien su grupo de amigos en función los valores aprendidos en casa.

Charlar con los adolescentes

Los padres deben hablar con sus hijos adolescentes antes de que estos acudan a una fiesta. La comunicación es la mejor herramienta. Aquellos progenitores que hablan con sus niños sobrealcohol y drogas, tienen más posibilidades de que finalmente estos menores no consuman estos productos una vez que se hagan mayores.

También es recomendable que los padres conozcan a los amigos de sus hijos. Siempre es más seguro permitir que un adolescente acuda a la fiesta que organiza su círculo de amigos más cercano que a aquella que ha realizado un nuevo grupo que es totalmente ajeno a la familia. La información es poder en estos casos.

Para saber cómo son esos amigos, los padres debemos esforzarnos por conocerlos. Tenemos que estar en contacto con ellos y los otros padres, invitarlos a casa para ver cómo se comportan, charlar mucho con nuestros hijos sobre cómo van sus relaciones de amistad para detectar cualquier posible problema antes de que se agrave.

Establecer normas para las salidas nocturnas

Los padres deberán permitir que sus hijos adolescentes acudan a fiestas si hacen que ellos cumplan determinadas normas. Conviene negociar las salidas nocturnas con los hijos adolescentes. Estas son algunas de las normas que se pueden negociar:

– Los adolescentes deben comunicar a los padres dónde tendrá lugar la fiesta. Si esta se produce en casa de un amigo y posteriormente se traslada a algún otro recinto, los progenitores deben tener noticia de ello y en caso de no dar su consentimiento, los hijos deben volver al hogar.

Tiempo límite. El adolescente y el padre deben acordar una hora de regreso que debe cumplirse escrupulosamente. Esta es una excelente manera de comprobar el nivel de responsabilidad que tiene el hijo.

Hablar con los hijos. El adolescente debe tener una charla con sus padres sobre determinados asuntos. Por ejemplo, hay que plantearles qué van a hacer en caso de que haya presencia de alcohol. También hay que hacerles ver que en el supuesto de que aparezca una situación que no controlen, deberán llamar a algún adulto para poner solución.

fuente: 
Damián Montero – hacerfamilia.com

¿Cómo aprende un niño pequeño?

como-aprende-un-nino-pequeno.jpgNos gusta este vídeo porque nos enseña cómo debe ser la educación del futuro en las escuelas pero nosotros queremos que lo veas para que entiendas cómo procesa la información tu hijo: aprende emocionándose, descubriendo, induciendo y deduciendo. Haciendo hipótesis cuando juega con barro o contempla una mariposa. Cuando se moja con la lluvia y siente frío. O cuando rompe sin querer su juguete y siente tristeza o cuando abraza a su perro.

Un vídeo muy clarito, de tan solo 59 segundos, para que afines tu modo de presentar la información a tu hijo. Si quieres que aprenda, ten en cuenta todos sus sentidos y su cerebro emocional.

 

 

Fuente: solohijos.com

Conoce el Crossfit y los increíbles beneficios para tu salud y la de tu esposo

En los últimos años cada vez es más común que en gimnasios y en diferentes centros de acondicionamiento físico veas el término “Crossfit
  • En los últimos años cada vez es más común que en gimnasios y en diferentes centros de acondicionamiento físico veas el término “Crossfit” dentro de su variedad de clases y servicios, pero ¿conoces realmente de qué se trata y cómo se practica? Si no tienes la menor idea de esto, qué bueno que estás aquí, ya que a continuación despejaremos tus dudas.

    Nos echamos un clavado en algunas entrevistas y documentos de Greg Glassman quien es el creador de esta disciplina y aquí te traemos algunas de las claves de esta disciplina física. Revísalas y date cuenta si es la mejor opción para ti.

  • ¿Qué es?

    Es una disciplina deportiva que comenzó en 1974 en Estados Unidos, creada por Greg Glassman que originalmente se utilizó para policías en California, posteriormente para marinos, bomberos y militares norteamericanos. En el año 2000 se trabajaron y adaptaron algunas rutinas más “comunes” para que así toda la gente pudiera acceder a ellas y fue ahí cuando comenzó a popularizarse.

  • ¿En qué consiste?

    Su práctica se enfoca básicamente en la práctica de ejercicios funcionales que auxilian a todos los músculos del cuerpo. Su particularidad es que los ejercicios son de alta intensidad en una sesión muy rápida que, cuando máximo, se lleva a cabo en 50 minutos. Requiere de tres días seguidos de ejercicio y uno de descanso. Se concentra en dos componentes básicos: trabajar la fuerza muscular y la capacidad aeróbica, al estar sometido a ejercicios de alto rendimiento.

  • ¿Quién lo puede practicar?

    La respuesta es muy sencilla: ¡todos los que quieran! Aunque algunos expertos recomiendan que sean personas que han desarrollado completamente su sistema óseo (esto es hasta los 21 años de edad, aproximadamente).

    Cabe mencionar que si has tenido alguna lesión física en el pasado, es importante que un entrenador capacitado te revise para que así, si es necesaria hacer alguna adaptación a tu plan de trabajo, se pueda hacer desde el principio. También es importante aclarar que necesitas muchísima disciplina, puesto que tienes que entrenar tres días seguidos sin interrupciones, así que si eres alguien con agenda muy ocupada, podría no resultar tan conveniente para ti.

    Es tan versátil esta disciplina que incluso, ya hay algunos programas adaptados para mujeres embarazadas o que han dado recientemente a luz llamados “Crossfit Mom” para que veas que sí, ¡todo el mundo lo puede practicar!

  • ¿Dónde se realiza?

    En cualquier BOX, así se llama el salón que se encuentra dedicado a la práctica de esta disciplina. Actualmente en el mundo hay más de 2 mil 700 que están certificados según los parámetros de Greg Glassman.

  • Ventajas de practicarlo

    • Es una práctica que se puede adaptar a cualquier persona, puesto que aunque la clase es la misma para todos, los pesos que resiste y los ejercicios que se hacen dependerán de cada quién.
    • ¡Nunca te aburrirás! En el Crossfit se usa un término llamado WOD (Workout of the day) “Entrenamiento del día” que diariamente cambia, así que jamás será una actividad rutinaria.
    • Verás resultados a corto plazo, ya que al ejercitar todo el cuerpo de forma uniforme, los músculos se comenzarán a desarrollar rápidamente.
    • Al no estar enfocado en una parte específica del cuerpo, se ejercita todo, por lo cual, tendrás gran condición y resistencia a nivel general.
    • Es el complemento perfecto a cualquier otra disciplina; si te dedicas al atletismo, TaeKwonDo o natación, es una actividad que ayudará a hacerte más resistente para el deporte al que te dediques.

Los ‘millenials’ son la generación que menos problema tiene para ayudar económicamente

Los millenials ponen menos problema para ayudar a sus familiares
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Se tiende a pensar erróneamente que las nuevas generaciones son menos caritativas que las anteriores. Existe un falso mito de que los miembros de este sector de la sociedad viven en su mundo y no atiende al resto y ni mucho menos les tienden una mano para ayudarlos. Sin embargo, esto no es así ni de lejos y así lo ha demostrado el estudio de MetLife que refleja que los millenials, generación nacida a finales del milenio pasado, son los más predispuestos a la hora deayudar económicamente a su familia.

De este modo se demuestra que las generaciones más jóvenes tienen muy integrado dentro de sus valores la bondad y la caridad, especialmente dentro del seno familiar. Es más, según este estudio de MetLife para mostrar la actitud de varios grupos de edad a la hora de ayudar, son las personas nacidas en torno a los años 60 quienes mayores problemas presentan a la hora deechar una mano a sus allegados, especialmente en el terreno económico.

Los ‘millenials’ superan a los ‘baby boomers’

MetLife lo deja claro: los millenials son la generación que menos problema tiene a la hora de prestar ayuda económica a sus familiares si estos se la solicitan. Un 85% de los participantes de estas edades tienen una mayor predisposición a la hora de echar un cable a sus allegados. Una cifra que supera a la de generaciones pasadas como los baby boomer, es decir, aquellos que nacieron en el incremento de los nacimientos producidos tras las Segunda Guerra Mundial.

Mientras que en el caso de los millenials es el 85% el porcentaje dispuesto a ayudar a sus familiares a nivel económico, en el caso de los baby boomer es el 77%. Número que si bien es bastante alto, indica una diferencia entre ambas generaciones a la hora de echar un cable a sus allegados. Datos que además rompen con ese mito de que los jóvenes van a lo suyo y que no tienen la caridad en su lista de valores.

Esto puede explicarse porque quizás ha sido la generación de los millenials quienes más ayuda económica han recibido por parte de sus padres desde un primer momento, algo que por el contrario los baby boomer no consiguieron. Por ello es que los nacidos a finales del S. XX tienen muy inculcada la necesidad de prestar ayuda económica a aquellos que en su familia la soliciten.

El papel de los abuelos

Sin embargo, esto no quiere decir que únicamente las generaciones pasadas no arrimen el hombro cuando hace falta. De hecho en otra encuesta de MetLife también se muestra cómo losabuelos son una parte clave para el buen funcionamiento de la familia. De hecho el 62% de estas personas en España afirma ayudar económicamente a sus familiares pese a que sus pensiones son escasas como para permitir este gasto.

Incluso un 34% afirma que esta ayuda económica terminará por repercutirles negativamente, aunque de todas formas los abuelos mantienen que no les supone ningún problema prestar dinero a sus allegados. Por ello no es de extrañar que los nietos que forman parte de los millenials hayan aprendido la importancia de este valor inculcado por las personas de más edad dentro de su familia.

Damián Montero

fuente: hacerfamilia.com

Nos vamos a vivir juntos

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

¿Y si nos vamos a vivir juntos? Esta es la pregunta que se hacen cada vez más parejas de jóvenes que todavía no han contraído matrimonio. La cohabitación prematrimonial es una propuesta habitual que adoptan los jóvenes para probar si son realmente compatibles antes de dar el gran paso hacia el altar.

El temor a que las cosas no puedan funcionar es lo que impulsa a las personas a tomar esta decisión que en la mayoría de los casos no suele ser la más acertada. Estudios demuestran que solo un 20 por ciento de las parejas que se van a vivir juntos antes del matrimonio llegan a casarse.

Diferencia con la convivencia matrimonial

Aunque en esencia la convivencia pre- matrimonial y matrimonial puedan parecer lo mismo,existe una gran diferencia que es apreciable en el vínculo que existe entre la pareja. Cuando dos personas, marido y mujer, comparten el mismo techo existe una concepción de “nosotros” entre ellos que les lleva a actuar siempre de forma unificada incluyendo en su proyección de futuro a la otra persona.  El matrimonio refleja un compromiso mutuo que motiva a las parejas a no abandonar cuando se presentan dificultades, y aunque el amor que se profesan puede ser el mismo que cuando no se encontraban casados, existe un motivo más fuerte para estar al lado de la otra persona, que no es otro que la promesa de permanecer juntos para toda la vida.

Ventajas e inconvenientes de la convivencia prematrimonial

Entre los motivos que llevan a los novios a dar este paso, podemos encontrar las que podrían llamarse ventajas, como son las siguientes:

1.  Permite a la persona ver si se siente cómoda con su pareja.

2.  Permite conocer aspectos de la pareja que solo se conocen en la cohabitación.

3.  Para muchas parejas, son los años más felices y divertidos por no tener que asumir las responsabilidades propias del matrimonio.

Pero todas las ventajas presentan sus inconvenientes, que son en definitiva, los que llevan a que el 80 por cientos de las parejas que viven juntos no lleguen a casarse:

1.  Puede suponer la pérdida de libertad personal y del espacio porque algunas parejas se vuelven posesivas y pretenden llevar la voz cantante en la relación de manera que se cumplan sus órdenes.

2.  Las personas que se van a vivir juntas llegan al matrimonio insatisfechos o sin expectativas de comenzar una nueva etapa en sus vidas, lo que les expone más al divorcio.

3.  Salir de la convivencia sin estar casados es mucho más fácil porque no requiere de tramitaciones legales, lo que favorece a la ruptura ante cualquier riña o dificultad.

Convivencia prematrimonial para hombres y para mujeres

Una vez estudiado los pros y los contras, podemos analizar los motivos por los que finalmente elijen esta opción. En ocasiones, las parejas se sienten presionadas por el miedo a perder al otro e intentan cerrar más el vínculo aceptando la propuesta de ir a vivir juntos.  Otras veces, es la creencia en que la convivencia pueda suponer un acercamiento hacia el altar lo que les lleva a tomar este paso. Pero en la mayoría de los casos, lo que principalmente mueve a la cohabitación prematrimonial es la idea de la “prueba”, es decir, a experimentar cómo es la convivencia, lo que supone una falta de compromiso por los contrayentes que es lo que lleva en la mayoría de los casos al fracaso de la relación.

 Ana Vázquez Recio

fuente: hacerfamilia.com

Un consejo para llegar a casa y no tirarse como un zombi en el sofá

Un-consejo-para-llegar-a-casa-y-no-tirarse-como-un-zombi-en-el-sofa.jpg
Llegas a casa agotado, deseando quitarte los zapatos y tumbarte en el sofá a ver la tele o leer el periódico. No está mal. Pero existe algo mejor.

Imagínate esto.
Llegas a casa. Tu hijo pequeño sale cual rayo veloz a recibirte y tirarse a tus brazos. Lo llenas de besos y le haces cosquillas. Luego saludas a tu pareja con un abrazo sincero, de esos que dicen que te alegras de que acabe el día para volver a verla. Después te diriges a la habitación de tu hijoadolescente, estudiando con los cascos puestos. Se los quitas y le regalas una sonrisa (los más afortunados, también un beso) y una caricia en el pelo.

El sofá sigue estando en tu sitio y te está esperando. Pero ahora es diferente. Cuando te sientes en él, previamente habrás dicho a tu familia en 3 minutos que volver a casa es un privilegio porque están ellos y ellos son tu vida.
Cambia de rutina. Así se convierte una casa en un hogar.

Elena Roger Gamir
pedagoga – Solohijos

fuente: solohijos