Archivo de la categoría: Amor

Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.
Tendencia a la unión sexual.
Blandura, suavidad.
Persona amada.
Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.
Apetito sexual de los animales.
Voluntad, consentimiento.
Convenio o ajuste.
Relaciones amorosas.
Objeto de cariño especial para alguien.
Expresiones de amor, caricias, requiebros.

Por qué no debes dejarle el móvil a tu hijo antes de ir a dormir

La tablet es una enemiga del descanso en los niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

¿Quieres que tu hijo duerma bien por las noches? Es fácil: no le dejes el móvil ni la tablet. ¿Por qué? Cada vez son más los estudios que demuestran que estos dispositivos perjudican el sueño de los niños, tal y como recuerda el Departamento de Salud de Estados Unidos.

En un nuevo trabajo, investigadores revisaron varios estudios y encontraron una asociación clara entre el uso de estos dispositivos en los niños a la hora de irse a la cama y un sueño insuficiente, un sueño de mala calidad y somnolencia diurna excesiva.

Una recomendación de los pediatras

“Las lecciones del estudio son claras y preocupantes”. Así de tajante se ha mostrado al respecto el doctor Henry Bernstein, del Centro Médico Pediátrico Cohen de New Hyde Park, en Nueva York, que ha alertado de que se debe “prestar más atención al impacto potencial que tiene el acceso a los medios móviles sobre el sueño de los niños”.

Los expertos llevan ya tiempo recomendando a la población en general (niños y mayores) que no usen las pantallas antes de dormir. Sin embargo, este estudio, elaborado en Reino Unido y publicado en la revista JAMA Pediatrics, tiene un punto llamativo: encontró que los niños ni siquiera tenían que utilizar los smartphones, tabletas ni otros dispositivos para experimentar problemas con el sueño: “simplemente tenerlos en su habitación era suficiente para mostrar un efecto”, aseguran.

Aunque el estudio no pudo demostrar una relación causal, los investigadores recomiendan medidas para limitar el acceso a los dispositivos electrónicos de noche: “Las intervenciones deben incluir un método multidisciplinario de parte de los maestros y de los profesionales de atención de la salud para empoderar a los padres con el fin de minimizar las influencias nocivas sobre la salud infantil”, concluyeron en el trabajo.

La necesidad de dormir bien

No hablamos de algo con poca importancia: de la calidad del sueño depende en gran medida cómo los niños actuarán durante el día, cuánto aprenderán, etcétera. ¿Y cómo es posible que solo con la presencia del móvil al lado el sueño se vea afectado? Muy fácil: las notificaciones. Los expertos recuerdan que el uso nocturno de los medios electrónicos puede “retrasar la hora de dormir, aumentar la exposición a las luces de las pantallas que podrían confundir al reloj biológico del cuerpo, e incluso despertar a los niños con mensajes de texto y otras notificaciones después de que estos se hayan dormido”.

Estos médicos vuelven a incidir sobre la importancia del sueño: “Sin un sueño suficiente de buena calidad, los niños estarán en un riesgo más alto de obesidad y diabetes tipo 2, entre otras afecciones de salud”, asegura Bernstein, que pone sobre la mesa otra consecuencia: “Los niños y adolescentes serán menos capaces de concentrarse, no les irá igual de bien en la escuela, se enfermarán con más frecuencia y tendrán un estado de ánimo más cambiante”.

fuente:
Damián Montero
hacerfamilia.com

“Lo siento, hijo, me he equivocado”

Me-he-equivocado-y-lo-siento.jpg
¿Quieres que tu hijo aprenda a ser flexible? Pues aquí tienes las palabras mágicas…

“Lo siento, me he equivocado”


Disculparnos ante nuestros hijos lo consideramos en ocasiones como falta de autoridad o debilidad. Sin embargo, lejos de ser eso se trata de la actitud más eficaz para enseñarles que no debemos temer a los errores, que nosotros también nos equivocamos y que reconociéndolo podemos buscar alternativas. Cuando dices esta frase honestamente eres un modelo de flexibilidad cognitiva y tu prestigio crece ante ellos proporcionalmente a tu valor y sinceridad.

A veces, “echarte atrás” en una decisión no es debilidad sino un modelo de coherencia: “¿Sabes lo que te digo? Te he dicho que no pero me he equivocado; no lo había pensado con calma. Lo he pensado mejor y creo que tienes razón. Puedes volver a las 21,00h en lugar de las 20,00h. Prefiero que te acompañen a casa más tarde a que vengas solo antes”.
Tus hijos tienen derecho a decirte que no están de acuerdo contigo y por qué. En esos casos en que legítimamente tengan razón, debemos reconocerlo y cambiar de opinión.

fuente:
Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

¿De verdad pueden ser buenas las náuseas en el embarazo?

¿Son Tan Malas Las Náuseas En El Embarazo?
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Náuseas y vómitos son molestias muy frecuentes durante el embarazo. A pesar de lo difícil que es soportarlas, una reciente investigación demuestra que pueden ser beneficiosas para proteger al bebé de agresiones externas.

Un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos ha confirmado que existe una relación protectora entre las náuseas y vómitos que sufre la madre en el embarazo y el menor riesgo de aborto. Asimismo, demuestra que estas molestias protegen al feto contra patógenos y toxinas presentes en alimentos y bebidas.

Estudio de amplio espectro

Los resultados del trabajo han sido publicados en la revista JAMA Internal Medicine. En ella participaron 797 mujeres que estaban o habían estado embarazadas (188 de las encuestadas habían sufrido un aborto). De todas ellas, el 57,3 por ciento refirió náuseas entre la segunda y la octava semana de embarazo, un porcentaje que era del 26,6 por ciento en el caso de náuseas con vómitos.

Los autores de la investigación observaron que las mujeres que manifestaban estos síntomas tuvieron entre un 50 y un 75 por ciento menos probabilidades de perder al feto en desarrollo, en comparación con las que no presentaron ni náuseas, ni náuseas acompañadas por vómito.

Cómo evitar las náuseas en el embarazo

Pese a que las náuseas son comunes e incluso beneficiosas, son muy molestas y hay muchas cosas que se pueden hacer para evitarlas. Aquí, algunas claves.

Sigue una dieta ligera, con pequeñas porciones de alimentos en intervalos cortos y con predominio de fruta y verdura.

Come algo por la mañana antes de salir de la cama para evitar el malestar en ayunas.

Aumenta el consumo de zinc, presente en plátanos, cereales o legumbres-Evita olores desagradables, pues acentúan los mareos y náuseas.-Hay algunos medicamentos que pueden tomarse, pero siempre con precaución y bajo la supervisión del médico.

Mantén una dieta rica en vitamina B6, que ayuda a reducir el malestar y a disminuir la fatiga.

fuente:
Damián Montero
hacerfamilia.com

50 consejos para que tu hijo obedezca a la primera

50-consejos-para-que-tu-hijo-obedezca-a-la-primera.gif
Pues no, no voy a darte consejos de cómo hacer para que tu hijo obedezca a la primera. Para que se acueste o recoja su habitación cuando tú lo dices. Voy a decirte por qué en lugar de querer que obedezca a lo que tú dices, debes querer que tenga un pensamiento crítico ante la orden que le acabas de dar.

Todos hemos escuchado a padres y madres que comentan con una orgullosa mirada que sus hijos“no les dan problemas porque son muy obedientes”. Y otros que responden “¡qué suerte tienes! Mi hijo lo desafía todo, ¡ojalá obedeciera a la primera como el tuyo!” … Pues francamente, alguien debería decirles a estos padres que lo importante no es que obedezca a todo ni a la primera sino el proceso cognitivo que hace ya sea para obedecer o no..

¿De verdad quieres un hijo que cuando le dices que haga algo o le niegas algo no se cuestiona el por qué?
Si te paras a pensar, eso significa que cuando vaya creciendo hará lo que diga la mayoría, porque no tendrá recursos para enfrentarse a ella. Se acostumbrará a aceptar lo que le venga dado del exterior. Y lo peor, dependerá de tu criterio porque él no tendrá el suyo propio.

¿Por qué dejarles tanta libertad?


¿Por qué dejarles tanta libertad? ¡Si son solo niños y no saben lo que les convienes, ni siquiera lo que quieren! ¿Desde cuándo los niños deben tomar sus propias decisiones? ¿Para qué están entonces los padres? …Vale, vale… Tienes y no tienes razón…

Obedecer a toda costa, porque lo dices tú, sin darle argumentos que sean significativos para ellos es como beber un refresco para calmar la sed. Te la calma momentáneamente pero luego vuelve la sed con más fuerza.
Esa obediencia ciega es un espejismo si no desarrollas en él previamente una serie de habilidades cognitivas que le permitan a tu hijo tener el criterio suficiente para enfrentarse a nuevas tareas, aprendizajes, problemas o situaciones.
De acuerdo al contexto de cada situación, nuestros hijos emplean operaciones mentales con distintos niveles de complejidad. Si solo pretendemos que obedezcan, tendrán pocas posibilidades de “entrenar” estas operaciones mentales impidiendo aprovechar experiencias anteriores para nuevos aprendizajes.

Desarrollo cognitivo versus obediencia


Detrás de cada comportamiento observable existe un proceso de pensamiento, basado en una serie de habilidades cognitivas. Estas habilidades de pensamiento son las que debemos desarrollar en la mente de nuestros hijos, en lugar de buscar su obediencia.
Y aunque nos moleste reconocerlo, estas habilidades cognitivas se desarrollan precisamente cuando nuestros hijosse niegan” a obedecernos. No siempre pero sí en muchas ocasiones.

En lugar de querer que obedezcan deberíamos querer que:


Deberíamos querer que, en lugar de obedecer, nuestros hijos incrementaran su capacidad de aprender y pensar. Para ello deberíamos tener en cuenta las siguientes funciones cognitivas, ya que ellas pueden ayudarnos no solo a desarrollarlas en nuestros hijos sino también en nosotros mismos para ser modelos de pensamiento crítico para ellos.

En lugar de querer que obedezcan deberíamos querer que:
  1. Consideren dos o más fuentes de información a la vez
  2. Generen posibilidades
  3. Anticipen consecuencias
  4. Tengan en cuenta la ecología de sus acciones
  5. Justifiquen métodos y procedimientos
  6. Apliquen conceptos y principios a nuevas situaciones
  7. Perciban y definan el problema
  8. Distingan entre información relevante y no relevante
  9. Distingan entre hechos y deducciones
  10. Saquen patrones
  11. Piensen hipotéticamente
  12. Tracen estrategias para verificar hipótesis
  13. Se comuniquen de forma descentralizada
  14. Den respuestas certeras y justificadas, sin ensayo-error
  15. Utilicen un vocabulario adecuado en la comunicación
  16. Tengan una conducta controlada…
En definitiva, que comparen, contrasten, categoricen, clasifiquen, justifiquen, critiquen, argumenten, combinen, integren, reordenen, sustituyan, conecten, infieran, predigan, asocien, diferencien, resuman, describan, parafraseen, listen, definan…
¡Todo menos que obedezcan ni a la primera ni a la segunda!

Tratar de convencerlo es tratar de “colonizarlo”, es faltarle al respeto y subestimar su inteligencia.
Tu trabajo como padre y madre es todo lo contrario: acompañarlo mientras aprende a hacer buen uso de su libertad, argumentándole las cosas, preguntándole y ayudándole a buscar respuestas a través de tu mediación.

fuente:
Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

 

Nos vamos a vivir juntos

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

¿Y si nos vamos a vivir juntos? Esta es la pregunta que se hacen cada vez más parejas de jóvenes que todavía no han contraído matrimonio. La cohabitación prematrimonial es una propuesta habitual que adoptan los jóvenes para probar si son realmente compatibles antes de dar el gran paso hacia el altar.

El temor a que las cosas no puedan funcionar es lo que impulsa a las personas a tomar esta decisión que en la mayoría de los casos no suele ser la más acertada. Estudios demuestran que solo un 20 por ciento de las parejas que se van a vivir juntos antes del matrimonio llegan a casarse.

Diferencia con la convivencia matrimonial

Aunque en esencia la convivencia pre- matrimonial y matrimonial puedan parecer lo mismo,existe una gran diferencia que es apreciable en el vínculo que existe entre la pareja. Cuando dos personas, marido y mujer, comparten el mismo techo existe una concepción de “nosotros” entre ellos que les lleva a actuar siempre de forma unificada incluyendo en su proyección de futuro a la otra persona.  El matrimonio refleja un compromiso mutuo que motiva a las parejas a no abandonar cuando se presentan dificultades, y aunque el amor que se profesan puede ser el mismo que cuando no se encontraban casados, existe un motivo más fuerte para estar al lado de la otra persona, que no es otro que la promesa de permanecer juntos para toda la vida.

Ventajas e inconvenientes de la convivencia prematrimonial

Entre los motivos que llevan a los novios a dar este paso, podemos encontrar las que podrían llamarse ventajas, como son las siguientes:

1.  Permite a la persona ver si se siente cómoda con su pareja.

2.  Permite conocer aspectos de la pareja que solo se conocen en la cohabitación.

3.  Para muchas parejas, son los años más felices y divertidos por no tener que asumir las responsabilidades propias del matrimonio.

Pero todas las ventajas presentan sus inconvenientes, que son en definitiva, los que llevan a que el 80 por cientos de las parejas que viven juntos no lleguen a casarse:

1.  Puede suponer la pérdida de libertad personal y del espacio porque algunas parejas se vuelven posesivas y pretenden llevar la voz cantante en la relación de manera que se cumplan sus órdenes.

2.  Las personas que se van a vivir juntas llegan al matrimonio insatisfechos o sin expectativas de comenzar una nueva etapa en sus vidas, lo que les expone más al divorcio.

3.  Salir de la convivencia sin estar casados es mucho más fácil porque no requiere de tramitaciones legales, lo que favorece a la ruptura ante cualquier riña o dificultad.

Convivencia prematrimonial para hombres y para mujeres

Una vez estudiado los pros y los contras, podemos analizar los motivos por los que finalmente elijen esta opción. En ocasiones, las parejas se sienten presionadas por el miedo a perder al otro e intentan cerrar más el vínculo aceptando la propuesta de ir a vivir juntos.  Otras veces, es la creencia en que la convivencia pueda suponer un acercamiento hacia el altar lo que les lleva a tomar este paso. Pero en la mayoría de los casos, lo que principalmente mueve a la cohabitación prematrimonial es la idea de la “prueba”, es decir, a experimentar cómo es la convivencia, lo que supone una falta de compromiso por los contrayentes que es lo que lleva en la mayoría de los casos al fracaso de la relación.

 Ana Vázquez Recio

fuente: hacerfamilia.com

Los amigos de los hijos: una influencia bien importante

20131609ed

Es deseo de todo padre, que sus hijos construyan amistades que les aporten valores a sus vidas, y no al contrario. Es por eso que la amistad y las relaciones sociales, se convierten en una lección importante en el proceso formativo de los hijos.

Construir amistades verdaderas, sanas y sólidas, es posible mediante una educación adecuada en el hogar. Las siguientes premisas básicas servirán de apoyo a los padres en este propósito.

Primero: que se quieran a sí mismos

Antes de enseñarles a entablar amistades y conservarlas, hay que buscar primero que los hijos tengan confianza en ellos mismos, que posean una autoestima sana y positiva, pues son los puntos de partida para establecer relaciones interpersonales con éxito. Éstas les ayudarán además a afrontar con entereza situaciones difíciles, como por ejemplo un rechazo o menosprecio de sus pares.

Darles la oportunidad de hacer amigos

“Es evidente que si los padres pretendemos que nuestros hijos aprendan a relacionarse, a tener amigos e integrarse en sociedad, hemos de darles la oportunidad de lograrlo, ya desde los más tiernos años de la infancia” señala Bernabé Tierno, sicólogo y escritor.

Quiere decir entonces que los padres han de animar a los hijos a crear lazos de amistad, en especial cuando tienden a ser tímidos o retraídos, aunque tampoco es conveniente forzarlos.

Transmitirles los valores y principios de la amistad

La amistad debe considerarse como un regalo y por eso debe estar basada en unos valores como son: ayuda desinteresada, capacidad de entender al otro, empatía, generosidad, respeto, confianza, sinceridad, lealtad, afecto, entre otros.

Conocer los amigos de los hijos

Es primordial desarrollar una relación cercana y armónica con los hijos, pues de esta manera se crea un ambiente de acogida para sus amigos. Invitarlos a casa o transportarlos a alguna actividad, son formas de estar al tanto de los amigos.

Este contacto es vital, pues así los progenitores pueden indagar y conocer a fondo las posibles influencias que se están ejerciendo sobre los hijos. Lo ideal además, es conocer a las familias. No hay que convertirse en íntimos amigos, pero sí tener algún acercamiento para saber si las actitudes y preferencias como padres son compatibles con las propias.

Las amistades son una elección personal

Los amigos son una elección, es decir, cada quien está en libertad de establecer un vínculo con una persona o con otra. En estas decisiones hay mucho en juego, pues una amistad puede llegar a ser tan influyente, que puede determinar el rumbo de una vida. De ahí la importancia de enseñarles a los hijos a formar un criterio propio desde la niñez, el cual cobrará mayor relevancia en la adolescencia.

Enseñarles a establecer un criterio propio

Llega un momento en que los padres no pueden decidir por los hijos, ni actuar por ellos, pues reclaman su independencia y autonomía; será entonces el criterio propio, la mejor herramienta que tendrán los chicos para identificar las amistades que les beneficiarán o les perjudicarán.

“No me gustan los amigos de mi hijo”

Los progenitores están en su deber de informarles a los hijos cuando consideran que una amistad no les es conveniente, pero deben manejar la situación con inteligencia y delicadeza. El sitio padresonones.es expone los siguientes consejos:

– Ante todo hay que diferenciar los amigos que no nos gustan por juicios sin información objetiva de los que realmente ejercen una mala influencia. Amistades negativas son aquellas que contradicen con su ejemplo los valores que los padres les están enseñando, les inducen a un comportamiento inadecuado o les manipulan y presionan. Si la educación de nuestro hijo hasta el momento de su adolescencia, ha sido a través de un camino de valores y buenas acciones, tendrá una base sólida, y menos manipulable, aunque eso no garantice la influencia por parte de sus amigos.

– Cuando los niños son pequeños es más fácil hacer que cambien de amistad. Basta modificar sus hábitos para que entable nuevas relaciones, pero en la adolescencia la situación es diferente.

– No criticar a los amigos, ya que así se refuerza la actitud del hijo, que no dudará en defenderles. Es mejor cuestionar actitudes concretas y no hay que olvidar que es mejor la persuasión que la prohibición.

– También ayuda conocer la relación de amistad. En ocasiones la mala influencia se deba a una falta de confianza en sí mismo. En ese caso en lugar de insistir en que deje a ese amigo, es mejor reforzar su autoestima para evitar que sea fácilmente manejable.

– La comunicación es la base para evitar problemas. En momentos de conflicto, es importante dialogar con ellos sobre situaciones de riesgo, pero evitando sermones. Comunicarse es la mejor forma de que escuchen y sigan nuestras orientaciones.

– La mejor prevención es sin duda una buena relación familiar que favorece que el niño confíe en sus padres y sea menos manipulable por su entorno.

– Es también positivo promover diversos grupos de amistades, de forma que sea más difícil que se dejen llevar por las presiones de un grupo concreto. En un momento en el que un amigo ejerza una mala influencia, otro amigo podrá contrarrestarla.

Los padres no pueden desligarse de este tema, deben acompañar a sus hijos en todo el proceso, con amor, autoridad y dedicación, seguramente lo lograrán.

fuente: lafamilia.info

¿Sabes cómo hablar a tu hijo para hacerle sentir responsable de su aprendizaje?

sabes-como-hablar-a-tu-hijo-para-hacerle-sentir-responsable-de-su-aprendizaje.jpg
Con la mejor intención, la de que nuestros hijos saquen con éxito sus estudios, les decimos frases que tratan de motivarlo a estudiar a base de hacerles sentir culpables, a través de lenguaje controlador.

Son frases como estas:

  • Cada trimestre lo mismo. Con profesor particular, con mi ayuda… ¡Ya no sabemos qué hacer para que apruebes!
  • ¿Solo un aprobado? ¡Con lo que hemos trabajado! ¿Qué has hecho para sacar esto?
  • Tu padre y yo nos pasamos el día trabajando para que estudies y tengas un futuro. ¿Y qué obtenemos a cambio? ¡Ponte a trabajar a hora mismo!

¿Qué consigues?


Que tu hijo entienda que debe estudiar porque tú así lo quieres. Porque de no hacerlo perderá privilegios. Estudia por tu bien, no por el suyo propio. Puedes tener razón en sus suspensos, en que no estudia lo que debe, en que no cumple objetivos pero, si quieres que realmente reaccione y quiera cambiar, debes decírselo de otra manera. Utiliza un lenguaje capacitador.

¿En qué consiste el lenguaje capacitador?


Nuestro poder educativo está en las palabras. No va a reaccionar si le obligas a hacerlo. Reaccionará mientras sienta vuestros reproches, vuestra presión o vuestras amenazas pero tarde o temprano dejará de intentarlo.

El lenguaje que insta a reaccionar es el lenguaje que fomenta la autonomía. Es el lenguaje que le hace sentir que elije; el que reconoce que es él, y no nosotros, el responsable de su aprendizaje.

Los psicólogos Cheryl Flink, Ann K. Boggiano, y Marty Barrett, de la Universidad de Colorado demostraron ya en 1990 que la forma de dar las instrucciones influye en el rendimiento de las personas, mucho más de niños y adolescentes.
Pasaron un examen estandarizado a 267 universitarios a los cuales se les había enseñado las mismas estrategias para solucionar problemas. A la mitad de los alumnos sus profesores les presionaron para maximizar el nivel de rendimiento y les obligaron a emplear una estrategia determinada. A la otra mitad, sus profesores no les presionaron y les dieron libertad de elección. El segundo grupo resolvió más problemas que el primero y con más calidad porque su sentimiento de autodeterminación les permitió pensar de forma alternativa y flexible, fomentando la automotivación intrínseca y el rendimiento.

De la misma forma, cuando utilizas con tus hijos un lenguaje capacitador, lejos del control y la culpa, sienten que tienen la posibilidad de elección, asumiendo su parte de responsabilidad en su proceso de aprendizaje, vinculándose al mismo y autodeterminándose. De hecho, cuando utilizas este lenguaje estás mediando su sentimiento de competencia, con todo lo que ello comporta.

¿Cómo hablar a nuestros hijos con un lenguaje capacitador?


No es suficiente con que tu hijo sepa que es responsable de su rendimiento. El objetivo de este lenguaje es que le demuestres a tu hijo que reconoces que él es el responsable de su aprendizaje:

  • Este primer trimestre no ha ido tan bien como esperabas, ¿verdad? Cuál crees que ha sido el problema? (Para detectar errores)
  • ¿Estás de acuerdo en que el móvil ha sido un factor importante en los suspensos? (Para detectar errores)
  • ¿Qué te parece la proporción de tiempo que has empleado en divertirte y la que has empleado en estudiar? (Para que cambie su organización)
  • ¿Piensas que puede ser una buena idea dejar el móvil fuera de la habitación a la hora de estudiar?(Para que se comprometa))
  • Si lo que quieres es recuperar esa asignatura el trimestre que viene, qué crees que debes hacer? ¿No te convendría matricularte en las clases de refuerzo del colegio? (Para que se sienta responsable de su aprendizaje)
  • Veo que te cuesta planificar tu horario. Si me necesitas, me avisas. (Para que trate de organizarse solo)
  • El sábado estaremos todo el día fuera, ¿recuerdas? (Para que recuerde que debe planificar de manera diferente sus deberes)
  • ¿Crees que habrás acabado tus deberes cuando yo vuelva del supermercado? (Le animas a ponerse una hora límite)
  • A mí me funcionaban las estrategias nemotécnicas. Cuando quieras, te explico algunas. (Le proporcionas información objetiva sin decirle lo que debe hacer)

En definitiva, para que nuestros hijos se impliquen en su proceso de aprendizaje debemos darles los recursos necesarios (técnicas de estudio, información…) y hacerles las preguntas oportunas para que sientan autónomos y responsables del mismo. Por nuestra parte, supervisión, motivación, recursos, acompañamiento y ayuda. El control es cosa de él.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

Lactancia materna: consejos para el verano

fotonoticia_20160715124044_660.jpg

Si superar el calor del verano es difícil, todavía puede ser más complicado para la mamá que está dando el pecho y para el bebé que lacta, pues el aumento de las temperaturas tiene efectos físicos directos en ambos. Toma buena nota de onsejos de verano para compatiblilizar la lactancia materna con el calor del verano, tanto si quedas en casa como si vas a salir de viaje.

¿Cómo afecta el calor al bebé lactante?

Dado que el metabolismo de los bebés es más rápido que el de los adultos, tienen mayor riesgo de deshidratación. Para mantener el nivel adecuado de hidratación los especialistas recomiendan dar el pecho a demanda, sin excepciones, siempre que el bebé quiera y acortar el tiempo entre las tomas. Pero ¿cómo sabemos que nuestro hijo puede estar deshidratado?

“El niño suele pedirlo cuando lo necesita y en verano más a menudo con llanto”, indica la Dra. Cristina Bonjoch, especialista de la Unidad de pediatría PAIDO-DEX, del Hospital Universitario Dexeus de Barcelona y miembro de Top Doctors. “Pero hay muchos otros síntomas que indiquen que el bebé está sediento, como son los cabeceos, sacar a menudo la lengua y llevarse la mano a la boca, la reducción de la orina o bien orina concentrada, de aspecto oscuro y olor más fuerte”. Otros indicadores de alarma podrían ser la somnolencia, la irritabilidad, el sudor frío, la pérdida de vitalidad habitual o el aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

¿Cómo afecta el calor a la mamá lactante?

La madre que está dando el pecho sufre un aumento de la temperatura corporal por dos motivos: el propio calor del verano y el continuo contacto directo con el bebé durante el amamantamiento. La transpiración aumenta y se produce una reducción de la hidratación natural que da lugar a la disminución de leche.

El Dr. Gonzalo Oliván, pediatra en el Centro de Pediatría y Adopción Internacional de Zaragoza y miembro de Top Doctors, destaca la importancia de “beber suficiente agua o líquidos a lo largo del día, que madre y bebé lleven ropa de tejidos livianos y frescos, buscar sitios frescos al resguardo del calor y del sol para realizar las tomas, tener una botella de agua a mano para evitar interrumpirlas por la sed y colocar una gasa fina entre la piel de la madre y la del bebé para reducir el aumento de temperatura corporal de ambos por el contacto directo”.

fotonoticia_20160715124044-16071763049_9999.jpg

El verano puede provocar en la madre lactante un aumento de la irritabilidad, la apatía y el cansancio derivado de las altas temperaturas. Asimismo, sus niveles de ‘oxitocina’ aumentan cuando el bebé succiona y le produce sed. “No hay ningún problema en beber durante la toma, al contrario, hay que hacerlo”, subrayan los expertos.

Dudas y respuestas sobre la lactancia en verano

1. ¿Hay que darle agua al bebé? El 88% de la leche materna está compuesta por agua por lo que el bebé no necesita agua entre toma y toma si tiene menos de 6 meses y está tomando el pecho a demanda. A partir de los 6 meses, si ya ha iniciado la ingesta de otro tipo de alimentos, es bueno ofrecerle agua en vaso (no directamente de la botella ni en biberón) de vez en cuando. “Si se le ofrece el pecho antes de las papillas o purés, tal y como se recomienda durante el primer año, probablemente no necesitará agua y no la querrá. A medida que se va haciendo grande y toma más cantidad de alimentos sólidos, generalmente beberá el agua que se le ofrece”, asegura el Dr. Oliván.

2. ¿Qué dieta debe llevar la madre? El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda comer 5 veces al día y llevar una dieta variada que incluya todos los tipos de alimentos con un aporte mínimo de 1800 calorías diarias. En verano las verduras y las frutas de temporada (en forma de ensaladas, sopas frías, macedonia, zumos, batidos o piezas enteras) son las grandes aliadas para la madre lactante ya que aportan hidratación y nutrición a partes iguales.

3. ¿Qué debe beber la madre para tener una buena lactanciaPrincipalmente agua y zumos naturales, entre 2 y 3 litros al día o lo que le pida el cuerpo. Se deben evitar los refrescos azucarados y las bebidas estimulantes (colas, café, té), y por supuesto están contraindicadas las bebidas con alcohol.

4. ¿Cuáles son los requisitos de conservación de la leche materna? Si es necesario extraerla leche materna para almacenarla y transportarla, las altas temperaturas pueden hacer que pierda sus propiedades o se contamine. Es importante extremar los hábitos de higiene, limpiando bien la zona del pezón/areola, el sacaleches y los recipientes de almacenamiento. La mamá deberá mantener siempre las manos bien limpias. La leche puede refrigerarse hasta 8 días en nevera a una temperatura entre 0 y 4ºC (siempre en el fondo, no en la puerta) y no debe permanecer congelada más de dos semanas.

Si se realiza la extracción fuera de casa, la leche puede conservarse en una neverita portátil bien enfriada. El Comité de Lactancia Materna de la AEP recomienda que entre los 25 y 30ºC de temperatura ambiente, la leche materna extraída se refrigere en la nevera antes de que hayan transcurrido de 4 a 6 horas. Por encima de los 30ºC de temperatura ambiente, la leche materna no puede mantenerse fuera de la nevera más de 4 horas.

7 consejos compatibilizar lactancia materna y verano

1. No planificar un calendario turístico apretado durante los primeros meses de lactancia, especialmente durante el primer mes.
2. Si el trayecto en automóvil es largo, habrá que amamantar al bebé en ruta. Se recomienda parar y buscar una posición cómoda y fresca para los dos, sin prisas, aunque suponga alargar el tiempo del viaje.
3. Si se viaja en tren o en avión, el bebé viajará en los brazos de mamá (con un cinturón especial) y ella puede darle el pecho en cualquier momento. Tanto la mamá como el bebé deben vestir ropa ligera y fresca.
4. Colocar una gasa fina entre la piel de la madre y la del bebé durante la lactancia, para reducir la temperatura corporal de ambos.
5. Tener siempre a mano una botella de agua para evitar interrumpir la toma por la sed que aparece durante el amamantamiento.
6. Buscar sitios frescos al resguardo del calor y del sol para realizar la toma. Si se está dentro de casa y fuese necesario, se recomienda cerrar ventanas y bajar persianas.
7. Si se utiliza ventilador o aire acondicionado, o se está en un local donde tienen ventilación, hay que procurar evitar la exposición del bebé al flujo de aire.

Los expertos inciden en la importancia de dar el pecho a demanda, cada vez que el bebé quiera, y no darle agua entre las tomas si tiene menos de seis meses. Para controlar que el bebé esté bien hidratado, debe mojar 6-7 pañales durante el día.

Marina Berrio
Asesoramiento: Dra. Cristina Bonjoch, especialista de la Unidad de pediatría PAIDO-DEX, del Hospital Universitario Dexeus de Barcelona

Fuente:
Hacerfamilia.com

¿Qué hacer cuando tu hijo pierde el control?

73pedirsinexigir-1Nuestros hijos necesitan y sienten cosas que en ocasiones no saben cómo comunicarlas. A veces, no saben ni lo que quieren. En esos momentos, cuando están desbordados o sencillamente cuando piensan de manera egocéntrica, sus peticiones se convierten en quejas o en exigencias. Son formuladas con agresividad, incoherencia o tonos desafiantes.

No sirve de mucho frases como “tranquilízate”, “no hay para tanto”, “cálmate”… Incluso tampoco decirles en el momento de descontrol “Dímelo de otra manera y quizás pueda entender qué necesitas” porque estando “calientes” muchos de nuestros hijos  no tienen los recursos necesarios para decirlo de otra manera (¡si ni siquiera los tenemos los adultos!).

Quizás sí puedan autocrontrolar sus emociones los primeros minutos pero cuando se establece el diálogo es fácil que la bomba vuelva a explotar. En estos casos es mejor hacer preguntas, preguntas y más preguntas porque de esta forma redireccionas su foco de atención y le obligas a racionalizar sus sentimientos para poder responder. Responder a preguntas implica tener opciones y utilizar las habilidades cognitivas para pensar en ellas y elegir la mejor. De esta forma los pensamientos ponen rienda a los sentimientos y es más fácil, no solo autocontrolarse (que no es el fin sino el medio), sino también establecer el verdadero problema y buscar entonces las mejores alternativas.

Preguntas para la resolución de conflictos


Aquí te ofrecemos algunas preguntas para ayudar en la resolución de conflictos.

Parafrasea


Cada vez que responda a dos o tres preguntas, parafrasea: repite lo que tu hijo te ha explicado, con todos sus matices: “Corrígeme si me equivoco, has dicho que te has enfadado porque …”, ” Si no me equivoco, te has molestado porque …” 

Por eso, cuando tu hijo te pida algo de manera incorrecta, no le pidas que se relaje. Ni que se calme. Ni que reflexione sobre lo que acaba de decir o hacer. Algunos niños y adolescentes lo harán pero otros muchos no. En su lugar, hazle preguntas para que se relaje, se calme y reflexione. Ahí está tu papel como mediador del conflicto.

Pidamos a nuestros hijos lo que están preparados para dar. Y si no tienen recursos, no exijamos a ciegas: desarrollemos en ellos las habilidades necesarias para ello.

 

Fuente
Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

Cuenta atrás para la manifestación por la vida y la mujer embarazada

Cuarenta asociaciones provida convocan a los ciudadanos para que muestren su «rechazo a la decisión de no derogar la ley del aborto»

Más de 40 asociaciones de la sociedad civil española ya han iniciado la cuenta atrás para la manifestación, que bajo el lema «Cada Vida Importa», se celebrará el próximo 14 de marzo en Madrid a favor de la vida, la mujer y la maternidad. Se trata de otro nuevo intento de las organizaciones provida para que el Gobierno derogue la ley del aborto aprobada con el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.Cada Vida Importa

De momento, el Gobierno de Mariano Rajoy ha derivado al Congreso de los Diputados la iniciativa para reformar esta ley a través de una Proposición de Ley del grupo Popular, que incluye la necesidad del consentimiento expreso paterno para que las menores de edad puedan abortar. Pero no hay ninguna otra propuesta para cambiar la que se ha conocido como «ley Aído».

Las asociaciones provida pretenden mostrar con el acto del próximo 14 de marzo su «rechazo a la decisión de no derogar la ley del aborto» y «reivindicar leyes que defiendan la vida de todos en cualquier circunstancia y sin excepciones», como reza en el comunicado oficial que han emitido las organizaciones con motivo de la manifestación. Quieren, además, recordar a «los partidos políticos —todos— que el derecho a la vida es el primero de los derechos que tenemos todos los seres humanos y que existe un amplio sector del electorado para el que esta cuestión de la vida y la maternidad es muy importante y será factor determinante a la hora de decidir el voto».

El logotipo que será la imagen del acto se reproduce en esta información: Se trata de un símbolo que representa los pies de un feto de diez semanas. Y los colores recuerdan los tres pilares de la familia: el color amarillo recrea la mujer embarazada de un bebé (punto verde). El padre se representa con el color azul.

Fuente: ABC