Solo hay una disciplina. Lo demás no lo es.

58disciplina_confianza1.jpg
Solo hay una manera correcta de aplicar la disciplina: la que enseña a los niños a creer en sí mismos y ser autosuficientes. La que se centra en las cosas positivas para que se repitan sucesivamente. Si no es la tuya, ¡cámbiala!

Cuando prestas atención a algo, estás ayudando a que ese algo se repita en el futuro. Si prestas atención a lo negativo, estarás fomentando que lo negativo se desarrolle.
Valora los puntos fuertes de tu hijo. Le estarás diciendo: “creo en ti y en tus posibilidades, aunque a veces no salgan las cosas como esperas”.
Fijarse en lo negativo les dice: “seguro que volverás a estropearlo, no llegarás a ningún lado sin mi”.
Tu disciplina determina, en mucha parte, la independencia y seguridad de tu hijo. Elige la que hará de él un gran hombre.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

Anuncios

Publicado el 8 marzo, 2017 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: