Un nuevo estudio desvela más datos sobre el origen de la tartamudez

 

 Una nueva investigación aporta más pistas sobre el origen de la tartamudez
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Se sabe qué es, se sabe cómo tratarla, pero no se sabe qué es lo que la que produce. La tartamudez es un trastorno en el habla muy conocido por todos pero del que se desconocen con certeza sus orígenes. Se ha hablado de herencia genética, una mayor dificultad de aprendizaje, pero nadie se ha acercado realmente a lo que inicia este problema.

Ahora un nuevo estudio realizado por el Instituto de la Mente en Desarrollo, perteneciente al Hospital Pediátrico de Los Ángeles, ha encontrado una nueva vía de investigación que podría explicar el origen de la tartamudez. Una explicación que se ha encontrado después de analizar el cerebro de varios niños que padecen este trastorno en el habla.

Tartamudez: circuitos alterados en el cerebro

Para conocer más a fondo qué es lo que sucede en el cerebro de una persona tartamuda, estos investigadores analizaron los cerebros de 47 niños y 47 adultos, incluyendo a personas que tartamudeaban y a personas que no lo hacían. Para esta revisión se recurrió a imágenes de ERM de protón con el fin de analizar los circuitos en esta zona y detectar variaciones entre personas con este trastorno y otras que no.

Tras analizar el metabolismo de las células cerebrales, los investigadores notaron que algunas áreas de esta zona del cuerpo se encontraban alteradas en las personas que tartamudeaban. Es decir, las regiones afectadas y vinculadas con este trastorno incluían una red de producción del habla que tiene que ver con la regulación de la atención; y la red emocional y de la memoria, que está involucrada con la regulación de la emoción. Mayor modificación en este sistema, supone más nivel de esta variación en la comunicación.

Una alteración en los circuitos que podrían demostrar que el origen de la tartamudez tiene origen en el cerebro con una red neuronal que regula de forma distinta el habla en estas personas. Además, tal y como indica el doctor Bradley Peterson, autor de esta investigación, la información que se ha recogido corrobora la tesis de que este trastorno tiene su origen en el cerebro.

Hablar con un hijo tartamudo

La tartamudez es un grave problema que afecta a muchos niños, no solo porque ocasiona problemas a la hora de comunicarse con otras personas, sino porque el sentimiento de vergüenza puede hacer que el niño se sienta cohibido a la hora de hablar con sus semejantes. Por ello hay que saber cómo acercarse a estos menores para ayudarles y animarles a relacionarse con otra gente sin que se sientan mal:

– Hablar con el niño de un modo lento y pausado. Cuando el menor trate de decir algo, hay que dejar que termine y esperar unos segundos antes de replicarle.

– Reducir la cantidad de preguntas que se les hace a los niños. -Emplear expresiones faciales y cualquier otro tipo de comunicación no verbal para dialogar con el niño.

– Dedicar tiempo cada día para atender a los niños. Momentos de tranquilidad y calma para construir la confianza de estos pequeños.

– Ayudar a todos los miembros de la familia a aprender sobre la toma de turnos y a escuchar. Los niños que tartamudean, encuentran este modo de hablar más fácil cuando hay pocas interrupciones.

– Observar el modo de interacción con el niño. Hay que aumentarlos momentos dedicados a practicar el habla con los más pequeños.

fuente:
Damián Montero

Anuncios

Publicado el 16 diciembre, 2016 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: