3 pasos para saber por qué algunas materias son más difíciles para tu hijo y cómo ayudarlo

Pueden haber obstáculos que impidan a tu hijo mejorar su rendimiento académico,
a lo mejor también fueron los tuyos a su edad y no te acuerdas.

  • Amigo/a lector/a, quiero pedirte que mientras lees estas líneas hagas memoria de tus años básicos de la escuela, a partir de cuarto año de primaria hasta la secundaria. Recuerda la materia que más te gustaba y luego la que menos te agradaba. Seguramente cuando pensaste en la segunda hasta hiciste algún gesto por algo desagradable que recordaste. El estrés que te provocaba solo el hecho de saber que ibas a tener esa asignatura. Tal vez hasta tenías a una profesora agradable y nunca te percataste por el temor, la molestia y la pesadez que te provocaba.

    A eso añádele a que tenías que sacar una buena calificación o mínimo pasar la materia porque te arriesgabas a perder el año y con ello el regaño de tus padres que te presionaban todo el ciclo escolar exigiéndote que pusieras atención e hicieras todo lo posible por mejorar. Ahora ya entiendes que toda esa presión fue por el inmenso cariño que te tenían es más lo justificas y lo agradeces.

    Sin embargo, esta situación sigue pasando en algunos niños hoy en día y tal vez tu hijo la padezca sin darte cuenta. Por ello, te aconsejo hacer lo siguiente para evitar que tenga esas mismas vivencias desagradables.

  • 1. Averigua si tiene algún conflicto

    Lo primero es preguntarle si todas las materias que tiene le gustan. Si notas que no lo piensa mucho para responderte y te dice ‘todas’ no está siendo sincero. Otra forma de saberlo, podría ser el aprovechamiento que muestra en sus calificaciones, sin embargo, no siempre es confiable este método.

  • 2. Ubica el problema de fondo

    Ya que averiguaste cuál materia o materias no le agradan, investiga la razón, si se trata de la persona que lo imparte, de la forma que lo imparte o de la materia misma. Para lograrlo, vas a necesitar mucha paciencia porque si tienes un hijo de primaria no va hacer tan fácil que lo descubra por sí mismo; tendrás que preguntarle con ejemplos: hazme una suma, ¿cómo te enseña tu maestra?, etc.

  • 3. Busca una solución

    Después de haberlo detectado y dependiendo de cuál sea la razón debes apoyarlo. Si es el docente el problema, te aconsejo que te acerques y le comentes de la manera más amable la situación para que te pueda ayudar. Si se trata de la materia misma, ponte con él y demuéstrale su importancia en la vida cotidiana, apóyalo en sus tareas en una manera más divertida.

    La escuela es una de las etapas de la niñez que todos los niños deben vivir a plenitud, por lo que es indispensable que no la vean como una época horrible. Al contrario, hazle ver que es su oportunidad de aprender, de divertirse, de correr y ser muy feliz, porque algún día lo va a añorar. Todas las fases de la vida son irrepetibles, pero la niñez debe ser la más bonita porque es la que marca de una manera fundamental a tu hijo.

fuente: familias.com

Anuncios

Publicado el 5 octubre, 2016 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: