Por qué no debemos calmar una rabieta con una tablet o smartphone

La situación es frecuente: estamos en un lugar público y nuestro pequeño no para de llorar. Intentamos calmarlo con palabras pero estas no funcionan, así que sin pensarlo dos veces, sacamos del bolsillo un smartphone, y contentamos al niño con un capítulo de su serie de dibujos animados favorita. Este gesto tan habitual esconde peligros que pueden complicarnos el ya de por sí difícil camino de la educación.

Fuente: www.hacerfamilia.com

Anuncios

Publicado el 31 mayo, 2016 en Educación, Familia y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: