El ritual del adiós: ¿por qué es difícil decir adiós?

adios

A lo largo de la vida, a veces, tenemos que decir adiós a las cosas, a determinadas personas y los afectos que sentimos, situaciones y estados, etc. Decir adiós no siempre es fácil, ya que supone desprendernos de algo, o alguien, pero también desprendernos de algo que formaba parte de nosotros mismos, de nuestros afectos, de nuestras creencias, y a veces, incluso desprendernos también de hábitos y costumbres.

Decir adiós supone cambiar, reajustar, crear nuevos significados y no siempre es fácil, aunque sí necesario. A veces las despedidas nos vienen impuestas, otras veces somos nosotros mismos los que tenemos que desprendernos de lo que nos hace mal. En cualquier caso, puede ser un proceso complicado.

La vida es una sucesión de bienvenidas y también de despedidas. En nuestro camino vital son muchas las pérdidas que hemos de sufrir: situaciones amadas, personas queridas, lugares amados… dejan de formar parte de nuestra vida y hemos de seguir el camino sin aquello que perdemos, y esto implica dar un significado al amor sentido, a la emoción, lo que conlleva un reajuste psíquico que se desarrolla a lo largo de un proceso de duelo más o menos intenso.

El adiós forma parte de la vida,  aunque es doloroso en muchas ocasiones es necesario para avanzar.

¿Por qué es difícil decir adiós?

Por qué es difícil decir adiós

Toda pérdida es dolorosa por lo que significa. Una pérdida no es solo perder a una persona, una situación, lugar… una pérdida significa que al perder a aquello que amamos, ya sea persona o situación (e incluso a veces ambas cosas), perdemos mucho más y tenemos una emoción que no desaparece fácilmente.

Cosas que perdemos con las pérdidas
Una pérdida no es solo una pérdida, una pérdida es un conjunto de pérdidas:

–   Perdemos a quien amamos y también perdemos las sensaciones que teníamos.
–   Perdemos nuestras creencias (por ejemplo: creer que siempre estará contigo).
–   Perdemos afectos, momentos en compañía, hábitos, etc.

Emociones que se mantienen tras la pérdida
Entendamos esto con un ejemplo: ante una ruptura o un fallecimiento, dejamos de tener a la persona amada pero el sentimiento, el afecto se mantiene y es necesario reubicarlo, o darle un nuevo sentido. La emoción no desaparece con la persona.

El ritual del adiós

Decir adiós no es fácil, pero es necesario. Las pérdidas pueden ser impuestas y no nos queda más remedio que afrontarlas y avanzar, pero también pueden ser la única opción. A veces, aunque duela tenemos que dejar marchar aquellas cosas que ya no forman parte de la vida, aquello que nos hace mal, que no nos permite avanzar, decir adiós y continuar el viaje.

La pérdida, implica un proceso de duelo que supone reajuste psíquico, reubicación de las emociones y dar un sentido a la situación, un nuevo significado. El proceso de duelo supone un sufrimiento importante, pero conlleva un desarrollo personal. Son muchos los ejemplos de rituales del adiós: entierros, entrada en la pubertad y decir adiós a la niñez, etc.

Aprender a decir adiós y avanzar en el proceso de duelo es muy importante, para ello es importante establecer un ritual del Adiós que nos facilite el proceso.

–   Tomate tu tiempo. El duelo es un proceso de cambio y de reflexión, que supone un reajuste importante. Forzar el proceso no es bueno ya que puede suponer que no se complete de forma adecuada. Recuerda que las etapas del duelo son: negación, enfado, resignación, afrontamiento y superación.

–   Reflexiona y deja que tus emociones fluyan. Es normal sentirse triste ante la pérdida, reprimir la emoción puede ser negativo.

–   Busca la compañía de seres queridos.

–   Prueba a hacer cosas nuevas, a crear nuevas costumbres.

–   Recuerda las cosas malas que tenía la antigua situación, en el caso de ser una pérdida porque tenemos que dejar algo malo,

–   Intenta no quedarte en el pasado, poco a poco céntrate en el presente, en la nueva situación, en el aquí y el ahora.

Fuente: www.hacerfamilia.com.
Celia Rodríguez Ruiz.

Anuncios

Publicado el 18 enero, 2016 en Familia, Sin categoría y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: