La vuelta al cole después de Navidad

11

 

A los niños, los días siempre les resultan más largos que a los adultos, por eso durante las vacaciones de Navidad tienen tiempo más que de sobra para desconectar y descansar. Pero después de tantos días de vacaciones para celebrar la Navidad conviene tener en cuenta una serie de consejos para que la vuelta al cole después de la Navidad no se convierta en una odisea y les cueste más de lo normal.

Acostarse y levantarse temprano antes de la vuelta al cole 

La clave está en tener en cuenta cuál es su rutina y dónde radican las diferencias entre lo que hacen diariamente en los días de colegio y durante las vacaciones de Navidad. Cuando van al colegio, les toca madrugar y, aunque durante el periodo de las fiestas navideñas conviene que los dejemos descansar un poquito más, cuando vemos que el día de inicio del colegio se acerca, es recomendable despertarles un poquito antes para hacer costumbre. Así no les costará tanto enfrentarse al 8 de enero del calendario.

Esta es la fecha de regreso que se ha fijado en la mayoría de las Comunidades Autónomas españolas para el curso escolar 2015-2016. Así, los niños tendrán este año una jornada de descanso para relajar los nervios del día de Reyes Magos y de la noche de expectación previa.

¿Cómo retomar la rutina tras la Navidad?

22

Pero no solo es importante que vayan progresivamente levantándose algo más temprano sino que, además, es fundamental que poco a poco empiecen también retomar otras costumbres.

1. Acostarse pronto. Así evitamos que el día 7 se resistan a meterse en la cama por falta de costumbre. No olvides que a ellos no les hacen falta los famosos 20 días para convertir una costumbre en hábito. En seguida interiorizan tanto buenas como malas costumbres. 

2. Mantener la hora del baño. El baño relajante antes de la cena, ayuda a los niños a meterse antes en la cama y así hacer más fácil la vuelta al cole después de Navidad. Por eso, si tus hijos suelen ducharse cada día después de jugar y hacer los deberes (alrededor de las siete y media u ocho de la tarde) conviene que, los días que no salgáis ni vayáis a tener gente en casa, mantengáis la hora del baño.

3. Cenar en familia. La hora de la cena en familia es otra de las costumbres que debemos mantener en Navidad. Las rutinas son excelentes para los niños. Así, aunque disfruten de las vacaciones, no se olvidarán de que existen rutinas que hay que mantener.

4. Evita dejar los deberes para el día antes de la vuelta al cole después de Navidad. Así evitarás el estrés de última hora. Generalmente, los profesores de nuestros hijos suelen ponerdeberes para las Navidades con el fin de que los niños no desconecten demasiado. Al fin y al cabo, esta es la única manera de reforzar los conocimientos y que, al regresar, no se les hayan olvidado los conceptos que aprendieron antes de haberse marchado. Además, a partir del segundo ciclo de Educación Primaria, en muchos centros educativos se realizan los exámenes finales como colofón a la primera evaluación. La segunda evaluación toca su fin con la Semana Santa y la tercera con las vacaciones de verano.

5. Dedica 20 minutos al día. Tras haber hecho un esfuerzo intelectual importante, los pequeños tienden a liberarse de toda la materia memorizada y dejan espacio en su cerebro para los juegos, las actividades y los regalos. Esto no es un aspecto negativo pero hay que saber ponerle límites así que no podemos dejar los deberes para el último momento. Basta con dedicar 20 minutos al día a la realización de alguno de los ejercicios marcados.

6. Leer un ratito cada tarde. Aprovecha las vacaciones de Navidad para fomentar un poquito el gusto por la lectura de los niños.

7. Orden entre sus cosas para volver al cole después de Navidad. Tanto si nos hemos ido de viaje como si no, es totalmente normal que el estuche, los rotuladores, los cuadernos y las fichas se nos han despistado por recónditos lugares de la casa. Las fiestas son al desorden como a la Navidad al turrón. No hay que llevarse las manos a la cabeza ni tenemos que regañar a nuestros hijos. Lo que haremos será dedicar una de las tardes previas a poner todo en su sitio y así los educaremos en el orden y les trasmitiremos la importancia de disponer con precisión las cosas para volver a comenzar.

Fuente: www.hacerfamilia.com
Elisa García

Anuncios

Publicado el 7 enero, 2016 en Educación, Familia y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: