10 consejos para preparar la vuelta al cole

Acaban las vacaciones, el tiempo de despertarse tarde, de juego y de piscina. Niños y padres aguardan la llegada del mes de septiembre. Después de tres meses la vuelta al cole se acerca y los niños en pocos días regresarán a las aulas. Este retorno puede resultar en ocasiones algo costoso. Para ello Hacer Familia ha elaborado este sencillo decálogo que puede ayudar a hacer más fácil y preparar la vuelta al cole.

Diez consejos para preparar la vuelta al cole

1. Empezar por cambiar los horarios. Es bueno comenzar a cambiar el horario más laxo y relajado propio de las vacaciones, por el que empezarán a vivir en unos días: volver a las rutinas, cenar antes, acostarse más pronto, levantarse más temprano, sin necesidad de levantarles ya a las 7 de la mañana, pero sí comenzar a regularizar su propio reloj biológico para adaptarse a la vuelta al cole.

2. Probar uniformes, ver herencias  y marcar la ropa.  El día antes prepararlo todo en una silla para que el primer día no vaya el niño estresado, ni los padres. Los zapatos limpios y colocados junto a esta silla para facilitar lo más posible este momento.

3. ¡Los deberes de verano! Algunos niños dejan todo para el final y si no hemos estado pendientes, puede que nos llevemos alguna sorpresa… Ver si han terminado los deberes que se les mandó de refuerzo para las vacaciones, por si tuviéramos que rematar; si están hechos prepararlos en una carpeta o en la mochila del colegio.

4. Calzado escolar. Los zapatos no deben heredarse, el pie crece especialmente en verano y además pasar de ir con “chanclas” al calcetín y zapato cerrado les cuesta. Hacer prueba en casa y tenerlo previsto.

5. Fuera prisas. Las prisas son malas consejeras, es mejor levantarse una hora antes y desayunar con paz, dejar la mesa del desayuno lista la noche anterior, salir sin prisas, llegar un poco antes al colegio para no comenzar el curso corriendo, con gritos y “soltando” al niño en clase desde el primer día.

6. Refuerza y acertarás. Para evitar estar arreglando bajos de los uniformes y ‘babis’ todo el año, se puede pasar los dobladillos con la máquina de coser y reforzar los bolsillos que suelen romperse el primer mes de colegio.

7. Tiempo de estudio. Cuando empiece el colegio entended que no puede pasar de estar todo el día jugando a estudiar intensamente, ayudarles al cambio progresivo de modo que aunque no haya deberes, desde el primer día se siente un rato e ir aumentando: 15 minutos, 20, 30. Hasta lo que sea apropiado a su edad.

8. También los padres debemos cambiar el chip: podemos preparar nuestra ropa el día anterior, tener el maletín para ir a la oficina y todo lo necesario organizado la noche anterior, para que no perdamos los nervios a primera hora de la mañana. Así además enseñamos con el ejemplo.

9. Es necesario escoger una buena mochila para evitar el exceso de peso, las malas posturas y el dolor de la espalda. En este sentido, el presidente del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, José Santos, a través de un interesante vídeo, da las claves para elegir la mochila correcta.

10. Ir al colegio. Puedes organizar rutas con los vecinos para no tener que hacer los dos viajes: unos los llevan a la ida otros a la vuelta, o bien por días de la semana. El no sentirte atado los cinco días de la semana yendo y viniendo al colegio es algo que también aligera la tensión, además del ahorro en combustible.

El primer día de clase

El primer día de clase es un acontecimiento muy importante para la vida de un niño, sobre todo si ingresa en un centro nuevo. Es una nueva etapa en la que  hacer nuevos amigos y aprender nuevas cosas, o bien de reencuentro con los compañeros del año pasado y de conocer a los nuevos profesores. Para el primer día de clase, no hay que llevar todos los materiales y sobrecargar las maletas de los niños. Normalmente, este día es un día de introducción en el que los profesores darán el horario, presentarán a los niños su asignatura, harán que tomen nota de los cuadernos y los libros que necesitarán y presentarán a los nuevos compañeros.

No hay por qué agobiarse cuando llega el primer día de clase, paso a paso, los niños volverán a la rutina y a sus hábitos de estudio, sin que sea necesario desengancharlos.

Fuente: http://www.hacerfamilia.com/

Anuncios

Publicado el 25 agosto, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: