10 errores que evitar al escuchar a tu pareja

10 errores que evitar al escuchar a tu pareja

La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor. En ocasiones, es fácil que ocurran errores que evitar al escuchar a tu pareja que pueden dar lugar a malos entendidos cuando no sabemos interpretar correctamente los sentimientos de la otra persona, bien por falta de atención a su lenguaje corporal o bien por encontrar un doble sentido a sus palabras.

Los pilares de una buena comunicación

Para que la comunicación entre ambos sea realmente eficaz se necesitan dos condiciones fundamentales:

  1. El receptor tiene que ser capaz de RECIBIR, COMPRENDER Y REFORMULAR el mensaje del emisor.
  2. El receptor u oyente tiene que ser capaz de estar atento y saber reformular no solamente laspalabras, las ideas (lo que dice el emisor), sino también los sentimientos (los contenidos vivenciales, lo que siente el emisor).

10 errores que debemos evitar al escuchar al otro

–   Interrumpir al que habla.
–   Desaprobar, cuestionar o quitar la razón al otro.
–   Realizar preguntas cerradas, ya que esto impide que nuestro interlocutor desarrolle sus ideas.
–   Dar lecciones o aconsejar aludiendo a nuestra experiencia para indicarle lo que es conveniente o no.
–   Ironizar con intención de ridiculizar.
–   Descalificar o subestimar el mensaje.
–   Sermonear, reprochar durante las conversaciones.
–   Ofrecer ayuda o soluciones que no nos ha solicitado.
–   Dirigir la conversación hacia nuestros intereses, en lugar de dejar al otro que exprese todos sus pensamientos.
   Caer en el “síndrome del experto”: saber de antemano lo que debemos contestar, cuando el otro no ha hecho más que iniciar su relato.

Actitudes que facilitan la escucha activa en la pareja

–   Disposición psicológica. Prepararse interiormente para escuchar, manteniendo un grado de atención alto en todo momento para poder identificar el contenido de lo que nos dicen y también los sentimientos.

–   Expresar al otro que le estamos escuchando. Mediante expresiones de refuerzo como “ya veo”, “bien”, “estupendo”, “umm” y también mediante gestos, contacto visual, etc.

–    Evitar prejuzgar el mensaje de nuestro interlocutor. Es decir, no interpretar su mensaje desde “nuestro” punto de vista, en vez de hacerlo desde “su” punto de vista.

–   Tratar de no restar importancia a lo que el otro nos está diciendo. Por ejemplo: “No te preocupes, eso no es nada”, “No te pongas así, no es para tanto”.

–   Mostrar empatía. Tratar de “meternos en la piel del otro” para entender sus motivos, lo que siente esa persona y hacerle saber que “nos hacemos cargo”. No se trata de intentar ser simpáticos, sino de transmitir al otro que somos capaces de ponernos en su lugar, en definitiva, de mostrar empatía. Para demostrar esta actitud, usaremos frases como: “Entiendo lo que sientes”, “Noto que*”, “Según parece te sientes*”.

Fuente: www.hacerfamilia.com

Pilar Baviera

Anuncios

Publicado el 17 julio, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: