Cómo motivar a los niños poco deportistas

¿Por qué es un niño poco deportista? Soluciones que funcionan

fotonoticia_20150504131517_250Para ayudar a todos los padres en general, pero particularmente, a aquellos más preocupados por sus hijos algo perezosos, desmotivados o poco capacitados para el deporte, analizamos cuatro tipologías de chicos cuyas características les influye negativamente a realizar actividad física.

1º ES SEDENTARIO PORQUE SE HA HABITUADO A LA TELE,  ORDENADOR Y VIDEOCONSOLA
Sin daros cuenta, ha sustituido el deporte por estas actividades sedentarias. Habéis adoptado una actitud pasiva a la hora de motivarle a que haga ejercicio. Además, estas costumbres, le llevarán a comer de más.

Estáis a tiempo para remediar esta situación, fundamentalmente para prevenir la obesidad y el riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares. Según los especialistas, 90 minutos de ejercicio tres veces por semana, es el mínimo que el niño necesita para reducir el riesgo cardiovascular.
Por lo tanto, debéis buscar con vuestro hijo o hija con qué deporte o actividad física disfruta y proponerse a que lo realice. Cuanto antes descubra los beneficios del deporte, más fácil será evitar hábitos nocivos en el futuro. Los niños que hacen ejercicio son niños más felices.

2º ES UN NIÑO REFLEXIVO Y TRANQUILO, LE GUSTA MÁS LAS ACTIVIDADES DE AGILIDAD MENTAL QUE LAS FÍSICAS
La actividad física no necesita ser extenuante para ser beneficiosa. Aunque siempre es positivo participar en algún deporte de competición, ya sea colectivo o individual, nunca se debe obligar a un niño a realizarlo. Sin embargo, motivarle a practicar ejercicio de bajo impacto, le ayudará también a desarrollar la agilidad mental: montar en bicicleta, pasear a buen ritmo, nadar, correr, etc.
Ricardo Márquez señala que “afortunadamente hay gran variedad de deportes y además, suelen adaptarse a todos los gustos. Nuestra función será buscar con nuestro hijo un deporte o actividad física que le sea satisfactoria”. En cualquier caso, si nuestro hijo es reacio hacia el deporte, no debemos dramatizar. Tendremos que respetar sus hábitos más sedentarios y marcarnos objetivos adecuados a su forma de ser.

Respecto a las niñas, muchas de ellas, al llegar a estas edades,  calman sus necesidades de movimiento y se vuelven más tranquilas, adoptando una actitud más perezosa hacia el deporte. Igualmente, hay que darles la oportunidad de encontrar la actividad física que les gusta. Además, se pueden buscar otras alternativas como por ejemplo, buscar algún centro donde se realiza aeróbic, diferentes tipos de bailes, etc.

3º APARENTEMENTE, TIENE POCAS APTITUDES HACIA EL DEPORTE Y LE DA VERGÜENZA PARTICIPAR EN ALGÚN EQUIPO PORQUE SE CREE PEOR QUE SUS COMPAÑEROS. ESTÁ DESMOTIVADO INCLUSO PARA REALIZAR DEPORTES INDIVIDUALES
Tu hijo tiene necesidad de deporte, pero su problema es de autoestima, bien sea porque se cree peor que sus compañeros, está menos dotado, o bien, está rellenito y tiene más dificultades para correr o saltar. La actividad física se convierte en una verdadera tortura.

Ricardo Márquez afirma que en la mayoría de los casos, cualquier deporte colectivo se hace atractivo para cualquier niño, en la medida en que el grupo de chicos tenga un nivel parecido. Los equipos heterogéneos desesperan a los chicos de mayor nivel y también, a los de nivel más bajo. Para que el éxito esté asegurado, es fundamental buscar un equipo con un nivel parecido entre los chicos, estar atentos al grupo de amigos con características y nivel deportivo similar, encontrar el  deporte interesante para el niño, y determinar objetivamente cuáles son las capacidades reales del niño para establecer el tipo de ejercicio e intensidad.

No debemos ignorar la importancia que desempeña el entrenador, que se encargará de hacer de cada sesión un encuentro divertido y exigente con ese deporte para que el niño encuentre su preferido: fútbol, balonmano, baloncesto, voleibol, hockey, etc., en lo que a deportes colectivos se refiere.
“El éxito lleva al éxito y si se ven progresar en su nivel de competencia, no abandonarán esa práctica deportiva. A todos nos gusta practicar aquello en lo que tenemos un nivel aceptable”, recuerda Ricardo Márquez.

4º SU CARÁCTER, TÍMIDO Y RESERVADO, LE IMPIDE PARTICIPAR EN ALGÚN EQUIPO. LE VAN MÁS LOS DEPORTES INDIVIDUALES SIN COMPETICIÓN
Aunque ya hemos señalado que la competición es positiva para desarrollar otras virtudes en el niño, nunca podemos obligarle, aunque sí animarle. Es más, si es tímido, debemos motivarle a que encuentre algún deporte en equipo que le ayude a vencer esa timidez.

Sin embargo, a pesar del intento, puede que tu hijo no esté motivado a realizar deportes colectivos y, sin embargo,  encuentre interesante otros deportes individuales, donde se centre en su mejora física y técnica, y desarrolle además todas las actividades motoras básicas: correr, saltar, lanzar, recibir, girar, golpear con el pie, etc. Por tanto, debemos ofrecerle gran variedad de actividades.
En el ámbito de los deportes individuales podremos elegir entre deportes de raqueta, artes marciales como el judo, atletismo, gimnasia, natación, ciclismo, etc.

Jaime  Márquez
Asesor: Ricardo Márquez. Licenciado en Educación Física (INEF) y profesor.

Fuente: www.hacerfamilia.com

Anuncios

Publicado el 11 mayo, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: